Buscar
viernes, 19 de agosto de 2022 21:17h.
comentando
Economía

El enorme daño causado por los economistas neoliberales, Vicenç Navarro, en PÚBLICO y en su blog, glosando a Stiglitz en SOCIAL EUROPE. Comenta Chema Tante

 

FRASE NAVARRO STIGLITZ

Este es un artículo notable, de Vicenç Navarro en PÚBLICO y en su blog personal, sobre un artículo insigne de Joseph Stiglitz en SOCIAL EUROPE. Yo, Chema Tante, proclamo que ambos artículos merecen atención y elogio, porque delatan y denuncian a una de las bandas criminales más letales y alevosas que hayan existido en la historia. Esa jauría infecta de economistas al servicio del neoliberalismo, que ha campado en facultades, parlamentos y foros, en columnas y debates, pregonando la falsa verdad de la doctrina de Friedman y Hayek. Esa doctrina que se ha presentado durante lustros como si fuera un dogma científico y que ha causado miles de  millones de muertes, enfermedad, hambre, desamparo, en una orgía genocida al grito de que el beneficio de la gente rica era la solución para el sufrimiento de la gente pobre.  Criminales, sí. Malditos sean. Malditos sean, sí, porque, además, sabían y saben que lo que defienden es una brutal mentira. Años y años escuchando las admoniciones sobre lo que hay que hacer en economía, sabiendo, de una y otra parte, que todo no es sino una maniobra para que las oligarquías recuperaran los privilegios perdidos en siglos de lucha social. El artículo de Navarro lo recomienda el coherente veterano militante socialista Antonio Aguado.

Sociedad

Van Jones comentando la victoria de Trump: "Conozco familias inmigrantes que están aterrorizadas"

 

van jonesJuan García Luján destaca esta pieza valiosísima para analizar lo que nos ha caido desde USA. Van Jones es un activista medioambiental, consejero especial de Obama y un tipo en el que el hecho de que es negro era accesorio, hasta este 8 de noviembre, cuando la discriminación racial amenaza con recrudecerse. El vídeo de lo que ha dicho Van Jones confirma lo que se está escuchando: la gente no blanca está aterrada, con razón. El KKK vuelve al primer plano. Qué peligro. Y que calentura.