Buscar
21:30h. Sábado, 21 de septiembre de 2019
credito
Política

Otra paulinada: "Canarias se ha ganado la confianza y el crédito de las entidades financieras"

Paulino, como todos los días, hablando en futuro, se presenta en su blog de la extraña bandera como el gran conseguidor de ventajas para Canarias. Esto de lo que se las echa ahora es particularmente ridículo. Esta historia del compromiso de la banca es como si el gobierno canario hubiera conseguido que el gremio de panaderos se comprometiera a producir y vender pan o el de farmacias a comercializar medicamentos. Lo único que dice la banca es que concederá créditos, como ha venido haciendo hasta ahora, pero, de la misma manera: se lo concederán únicamente a quienes demuestren solvencia, garanticen el retorno de lo prestado y aporten garantías por encima de lo que reciban. Como siempre, brindis al sol, para presentar como éxitos una columna de humo. Yo me imagino las caras de cachondeo de los ejecutivos bancarios después de recibir al fachendoso Paulino.

Política

NC rechazará la ley de crédito extraordinario por “traicionar” los objetivos comprometidos por el Gobierno contra la pobreza y las listas de espera

SB-Noticias.- El diputado Román Rodríguez y la diputada Carmen Hernández ,de Nueva Canarias (NC), rechazarán el proyecto de ley de 206 millones de euros de crédito extraordinario por “traicionar” los objetivos comprometidos por el Gobierno de Paulino Rivero contra la pobreza y el plan de choque especial para reducir las listas de espera sanitarias.

Economía

¿Por qué no hay crédito disponible? - Vincenç Navarro

Es necesario, por supuesto, que los teóricos de altura como el profesor Vincenç Navarro analicen el fenómeno del crédito desaparecido en el economía del estado español. Pero los ígnaros pata en el suelo como yo lo explicamos en dos patadas: La banca no da crédito ál sector privado, porque la deuda pública ofrece rentabilidad con seguridad absoluta  y la especulación financiera ofrece beneficios abultados, con seguridad relativamente razonable. Pero de lo que dice el profesor, serio como ninguno, se desprende un chiste macabro y una pregunta capciosa.