Buscar
17:27h. Viernes, 17 de enero de 2020
eduardo
Política

El programa del PSOE en 1923, Eduardo Montagut en NUEVA TRIBUNA

 

FRA MONTAGUT

Un interesante trabajo que ofrece Eduardo Montagut en NUEVA TRIBUNA. Yo, Chema Tante, opino que la revisión del programa del PSOE en 1923, casi cien años ya, revela que, en materia de justicia social, poco se ha avanzado en este estado español. Entonces era Alfonso el último y ahora, Felipe el último. Y también me hace pensar que en 1923, el actual Podemos era el PSOE de entonces. Y qué casualidad que Pablo Iglesias Posse, todavía vivía, en 1923. En todo caso, véase que todavía temas como la vivienda o la inequidad fiscal que eran entonces ejes del programa, lo siguen siendo ahora, en los programas políticos de la izquierda. Claro, con un golpe Primoriverista, una rebelión fascista y una dictadura franquista por medio.

Cultura

La educación en la Segunda República, Eduardo Montagut en LOS OJOS DE HIPATIA (2014)

 

frase montagut

Que de la calidad de la educación depende la libertad y la democracia es verdad incuestionable. La derecha lo sabe muy bien, por eso se obsesiona por crujir la escuela pública y favorecer la privada, la de pago costoso, para que solamente retoños y retoñas de las oligarquías tengan acceso a una buena enseñanza. Y ese es otro de los crímenes de los muchos que hay que denunciar del franquismo sanguinario. El haberse cargado todo lo positivo que había empezado a hacer la República en materia educativa en tres años (tres, porque los del bienio negro no pueden contarse). Todo esto lo explica tan bien como él sabe hacerlo, Eduardo Montagut en este recomendable artículo, de 2014, en LOS OJOS DE HIPATIA. Y yo, Chema Tante, digo, convencido de que Montagut coincidirá conmigo, que con el nuevo gobierno que parece que por fin viene, se abre un camino de recuperación para la escuela pública, por la senda abierta en aquellos gloriosos años republicanos. Y, soñando, soñando, hasta es posible que consigamos  al fin sacudirnos la aberración de la enseñanza concertada.

Economía

¿Por qué no se van a recuperar todas las ayudas a la banca? Eduardo Bayona en PÚBLICO y en la web de ATTAC

 

FRASE BAYONA

En PÚBLICO y en la página de ATTAC, Eduardo Bayona vuelve sobre este encolerizante asunto. La bastarda manera en que el estado español favoreció al sector bancario con un rescate para tapar el agujero dejado por el robo y la estafa. Un rescate que entonces se dijo que era retornable. Cuánto me acuerdo yo, Chema Tante, de las asombradas palabras de Goirigolzarri, el de Bankia, diciendo que de eso de devolverlo, nada. Y hay que volver una vez más a decir que si en aquel momento, en lugar de rescatar a la banca botinera para sostener un sistema financiero podrido, se hubieran destinado esos recursos y más a una banca pública como es debido, otra sería la historia ahora.

Economía

Thomas Paine: renta mínima y pensiones a fines del XVIII, Eduardo Montagut en EL OBRERO

 

FRASE MONTAGUT

EL OBRERO publica este artículo de Eduardo Montagut. Como dice él mismo, es breve, pero muy interesante. Se trata de una semblanza de Tomas Paine, que nada menos que en el siglo XVIII ya proponía gravar las grandes propiedades, para pagar rentas mínimas y pensiones. Algo por aquellos entonces inconcebible; y más en los ambientes sajones, tan proclives a considerar al que es pobre culpable de su desgracia.

Política

Consenso. Eduardo Montagut en EL OBRERO

 

frase montagut

En el follón desatado con motivo de las siempre presentes tensiones territoriales en el estado español, azuzadas ahora por una descabellada sentencia y una actitud brutal del gobierno de España contra la gente que se manifiesta, parece claro que es necesario buscar el consenso. Y, con buen sentido de la oportunidad, Eduardo Montagut, desde EL OBRERO, teoriza sobre este dichoso consenso. El problema es que lo hace de manera muy generalista, sin entrar en el detalle. Y el detalle es que es imposible iniciar la búsqueda del consenso cuando una de las partes se niega a hablar si antes la parte contraria no se humilla. Es el manido subterfugio de condicionar la negociación a la aceptación de aspectos esenciales que deberían integrar la propia negociación. Así no hay manera. De la misma forma que, si uno no quiere, dos no pelean, aquí, si uno no quiere, dos nunca podrán consensuar nada. Y eso se le debería decir Montagut a su secretario general y presidente.