Buscar
18:46h. Domingo, 19 de Mayo de 2019
euromarchas

Las EUROMARCHAS 2015 les restriegan en Bruselas a los gobiernos sus malas acciones

Las desastrosas condiciones sociales, el aniquilamiento de los derechos ciudadanos, políticos y laborales que sufre un continente opulento como Europa y una Unión rica como la Europea, son consecuencia directa de las funestas políticas neoliberales aplicadas por los traidores gobiernos de la UE y de sus estados miembros. Las columnas de las EUROMARCHAS 2015, llegadas de todos los confines de la Unión les restriegan por los besos a esos gobiernos sus malas acciones que van a continuar -no a terminar- con el diabólico TTIP. Aunque la prensa mercenaria intente opacar esta acción, las EUROMARCHAS 2015 llevan al corazón administrativo de la UE las protestas populares. Alejandro López de Miguel reporta en PÚBLICO y mi amiga invisible, que estaba allí, me manda las fotos.

UE represora: detención en Bruselas de decenas de participantes en EUROMARCHAS 2015

En EL DIARIO: "La policía belga revienta la primera Euromarcha y detiene a más de 100 personas, la mayoría españoles" Lo que más me ha llamado la atención, de esta nueva agresión a derechos fundamentales, con la detención en Bruselas de 30 participantes del estado español -y más gente de otros estados- en las EUROMARCHAS 2015, ha sido el interés de algunos medios connotadamente de la derecha, como ABC, LA RAZÓN o RTVE, de destacar la presencia de tres personas de PODEMOS. Pero la realidad es que entre las treinta personas detenidas en Bruselas por la represión europea, había también gente de las mareas; de la Confederación General del Trabajo (CGT); de Izquierda Unida (IU); de Campamentos Dignidad y de la Asociación por la Tasación de las Transacciones financieras y por la Acción Ciudadana (ATTAC), una de ellas, por cierto, mi amiga invisible, que tanto me ayuda en La casa de mi tía.

II jornada Euromarchas 2015 (Sevilla-Mérida)

La jornada de ayer, centrada en la denuncia de los Paraísos Fiscales que la propia UE alberga en su seno, culminó en Sevilla, donde un millar de personas recibió a la columna Suroeste y caminó junto a con los activistas los últimos 6 km hasta llegar al Palacio de San Telmo, sede de la Junta de Andalucía.