Buscar
15:25h. sábado, 18 de septiembre de 2021
falso
Economía

Fernando Sabaté: "Es falso que el gas sea más limpio que el petróleo"

 

SABATÉ, BETH POM Y CASTAÑEDA

En LA PORTADA de RADIO CLUB TENERIFE SER, Juan Carlos Castañeda, Francisco Pomares y Jorge Bethencourt entrevistan a Fernando Sabaté sobre el tanto tiempo debatido y engañosamente tratado asunto del gas y las renovables como fuentes energéticas en Canarias. La verdad es que Sabaté dejó calladitos a Pomares y Bethencourt, empeñados en cumplir con su compromiso informativo con el poder empresarial y político de Canarias. Yo, Chema Tante, afirmo que el gobierno del genuflexo Clavijo se ha vendido -como han hecho todos los anteriores gobiernos de su miserable partido, a lo que interesa crematísticamente a determinadas empresas, unas pocas canarias y otras muchas de fuera. La verdad es que el gas es un combustible tan fósil como el petróleo, tóxico, contaminante, peligroso y de complicado abastecimiento. La verdad es que las condiciones climáticas y el avance tecnológico permiten una implantación rápida de las energías renovables, sin necesidad de recurrir a fórmulas fósiles de transición. La verdad es que el avance en técnicas de almacenamiento de energía es exponencial Y la verdad dura, es que, al instalar una costosa estructura industrial y comercial del gas, la necesidad de amortizar la inversión y obtener beneficios será un obstáculo para la aplicación de energías limpias. Porque el poder político, al servicio incondicional del poder económico, se encargará de poner las trabas y de no aportar los apoyos, para ello. 

Economía

Pensiones, un falso debate (Andreu Missé)

Andreu MisséMi amiga invisible Colometa señala este relevador artículo de Andreu Missé aparecido en EL DIARIO, reproducido en la página de ATTAC y que es el editorial del número de diciembre de la revista Alternativas Económicas, a la venta en quioscos, librerías y app. Ayuda a sostener este proyecto de periodismo independiente con una suscripción]. Missé no solamente desmonta los argumentos del debate sobre las pensiones y demuestra que la única salida coherente y justa al problema es la estructuración fiscal de su financiación, sino que, como guinda, concluye que, como es costumbre en las medidas neoliberales, constituye yn estúpido error el empeño en sacarle jugo económico  al asunto mediante lo que el profesor Zubiri denomina la solución "actuarial"; privatizarlas.