Buscar
11:13h. lunes, 17 de enero de 2022
FARADIO
Política

La provincia del Sáhara, Gabriel Herrera en EL FARADIO

 

FRASE HERRERA SÁHARA

Una lección, toda una cachetada por los besos que le hace Gabriel Herrera desde EL FARADIO a quienes, desde el Tribunal Supremo demuestran, o bien su ignorancia supina, o bien su sumisión servil a lo que mandan desde Rabat. Porque la Historia está ahí, por mucho que la quieren tergiversar. Como Herrrera, muchos vivámos ya en los sesenta, y recordamos como los y las (que no faltaban, estas las) franquistas nos repetían el guineo de las "provincias españolas de ultramar" en las que, además de  Canarias, como hasta ahora de momento, estabna Guinea y el Sáhara. Sí el Sáhara. La Historia, Supremo argumento. El artículo de Herrera lo destaca    Luis Portillo Pasqual del Riquelme

Política

Fútbol ‘ocupado’ en el Sáhara Occidental, Óscar Allende en EL FARADIO

 

FRASE ALLENDE

Oscar Allende traslada desde EL FARADIO la información servida por EQUIPE MEDIA, que recomienda Luis Portillo Pasqual del Riquelme. El asunto es la violencia en las calles de Al Aaiun  y la represión de la policía de ocupación marroquí, con motivo de la celebración de la Copa de África de Naciones de Fútbol Sala. Y también se ha sabido de varios países que han boicoteado ese campeonato, por celebrarse en el territorio ocupado ilegalmente por Marruecos en el Sáhara Occidental

Política

Sáhara Occidental, 17 de junio de 1970, el principio del fin (Fernando Llorente en EL FARADIO y TERCERA INFORMACIÓN)

 

FRASE LLORENTE

Luis Portillo Pascual de Riquelme señala en EL FARADIO y TERCERA INFORMACIÓN este artículo con el que Fernando Llorente conmemora un nuevo aniversario del hecho histórico que tuvo klugar el 17 de junio de 1970 en Zelma, el inicio del Frente Polisario y de la lucha del pueblo saharaui por su libertad y por el libre dominio de sus recursos naturales, actualmente saqueados por el régimen sátrapa de Marruecos, ocupante del territorio del Sáhara Occidental. Y yo, Chema tante, creo que hay que intensificar la protesta, porque todo indica -empezando por la presencia de un ministro como Planas, abiertamente comprometido con Rabat- que el gobierno psoeísta de Sánchez se propone seguir con la deserción del estado español de su responsabilidad como depositario de la soberanía saharaui. Una soberanía que, en virtud del mandato de Naciones Unidas, está obligado a restituir al pueblo saharaui, no a la monarquía marroquí.