Buscar
13:49h. sábado, 18 de septiembre de 2021
fayanás
Política
De los veintiún generales de división del Ejército, solo se sublevaron cuatro

¿Se rebeló el ejército español contra el gobierno legítimo de la II República?, Edmundo Fayanas Escuer en NUEVA TRIBUNA

 

FRASE FAYANAS

 Edmundo Fayanas Escuer en NUEVA TRIBUNA escribe sobre este polémico asunto, Lo señala el coherente veterano militante socialista Antonio Aguado. Y yo, Chema Tante estoy de acuerdo, tanto con lo que dice Fayanas, como con que es un hecho histórico tergiversado, faltando a la realidad. Y diré algo más. Quién se rebeló, fue el ejército colonial africano que ni siquiera ganó el conflicto contra los pueblos del estado español. Fueron las armas nazifascistas y las tropas mercenarias quienes ganaron, en tanto que la oligarquía se dedicaba a torturar, robar y asesinar a demócratas en retaguardia.

Economía

Las vergüenzas del empresariado español (Edmundo Fayanas Escuer)

 

EDMUNDO FAYANES ESCUERMI amiga invisible Colometa destaca este sabroso artículo del profesor y licenciado en Historia Edmundo Fayanas Escuer en NUEVA TRIBUNA e INICIATIVA DEBATE sobre una de las -quizá de las más significativas- desgracias que aquejan a los pueblos del estado español. Una desgracias en las que, como de costumbre, Canarias se lleva la peor parte.Esa desgracia de la vergüenza de un empresariado desvengorzado. Una desgracia, añado yo, Chema Tante, que se potencia por la monumental carencia intelectual y de formación de quienes dirigen las empresas. Concretamente, Fayanás se refiere esta vez a las declaraciones de una de las excepciones a esas desfachatez y esa incultura endémicas entre las corporaciones privadas, Antonio Catalán. Y con más precisión aún, se ocupa e artículo de la denuncia de las, además de crueles, estúpidas, maneras de abuso sobre las plantillas laborales. Como cotejo, Nos muestra el articulista el ejemplo paradigmático opuesto: lo que ha rebuznado el tipo de las pipas Facundo, el zafio Villagrá. Todo ello, adobado con el recuerdo al summum de la hediondez empresarial -sin que sea aislada- personificado por el recluso -en eso, sí que es excepción, ya usted ve- Díaz Ferrán, o del incombustible Florentino. Ay, Florentino, ese rey Midas poseedor de la piedra filosofal que convierte en oro, para él, lo que es porquería para el resto de mortales. Y la guinda de la torta hedionda la muestra Fayanas con ese disparate fiscal que exonera de cargas tributarias a EL CORTE INGLÉS o el BANCO SANTANDER, entre otros.

Economía

El futuro de las pensionistas (Edmundo Fayanas Escuer)

 

PENSIONES E-FARO

EDMUNDO FAYANES ESCUERLas personas pensionistas que, temiendo por sus pensiones, votaron por el partido llamado popular, deben obligatoriamente que leer este contundente texto que escribe Edmundo Fayanas Escuer en NUEVA TRIBUNA y que recomienda Julián Ayala. Es un hecho, certificado por la propia Comisión Europea, nada sospechosa de posiciones radicales: el gobierno de este partido que usurpa el noble apelativo de popular, se ha cargado el sistema público de pensiones, cuyo valor seguirá descendiendo en el estado español. La conclusión es lógica, solamente la salida del poder de esta banda de delincuentes, que recibió tanto voto de pensionistas, permitirá recomponer el desastre que condena a la indigencia a las personas mayores

Economía

Pensiones: las mentiras convulsivas del PP (Edmundo Fayanas)

En artículo publicado en NUEVA TRIBUNA, que recomienda Julián Ayala, Edmundo Fayanas comenta una de las más lacerantes del amplísimo catálogo de vilezas y mentiras perpetradas por la horda ppera. Agredir las condiciones de vida de la gente retirada es una cruelda inadmisible, que el Pp intenta disimular armando uno de esos grande embustes que suele urdir.

Economía

Hablemos ahora de Alemania - por Edmundo Fayanás Escuer

Mi amigo Felo me manda este artículo de Edmundo Fayanás Escuer, fechado en julio del 2012, que denuncia que los tecnócratas y políticos alemanes que ahora, al servicio de la especulación financiera, claman por la defensa de los acreedores internacionales. olvidan que su país, Alemania, ha sido históricamente incumplidor de sus propios compromisos. Alemania no ha pagado sus deudas, una y otra vez.