Buscar
21:07h. lunes, 20 de septiembre de 2021
fete
Firmas

El síndrome de Estocolmo - por Pedro G. de Molina

Igual que una persona que sufre dicho síndrome, nuestro Gobierno ha decidido celebrar el "rescate", o como eufemísticamente lo ha llamado el ABC, "rescate dulce", o como ha dicho el Gobierno, "préstamo en condiciones muy favorables". Curiosamente, como anécdota histórica, en EE UU antes de la guerra de Secesión (1861-65), llamaban a la esclavitud -que entraba en contradicción con la Carta Magna estadounidense- "la peculiar institución". No deja de ser un eufemismo que no oculta la vergüenza de lo ocurrido ni de lo que va a acontecer. De hecho, las autoridades europeas no han hecho más que dejar al Gobierno de Rajoy en evidencia una y otra vez. La última ha sido cuando Barroso ha explicado, en una entrevista que le ha hecho el Financial Times, que él mismo lo convenció de la necesidad del rescate financiero hace una semana. ¿Qué va a suponer el rescate a España? Voy a dividir las consecuencias previsibles en distintas áreas: