Buscar
08:21h. viernes, 21 de enero de 2022
floricortes
Firmas

La necesidad de la negación - por Alejandro Floría Cortés *

 

alejandro floría cortésEn lo que llevamos de año, han muerto más de 2.700 migrantes en el Mar Mediterráneo, pero las lavadoras tienen apps para el teléfono móvil; la epidemia de cólera en Yemen, de la que usted no ha oído hablar, ronda los 800.000 afectados y supera los 2.100 muertos, pero desde el punto de vista de la economía, la venta de armamentos no se diferencia de la venta de alimentos; el cambio climático desplaza a 22 millones de personas al año, pero usted discute con su compañero de trabajo por el aire acondicionado... ¿no ve cómo incluso la falacia ha elegido bando?

Anónimo

Firmas

La vacuna de Cataluña y el 15 M de la derecha - por Alejandro Floría Cortés

 

alejandro floría cortésOtra ebullición, otro gasto de energía... La "cuestión catalana", podía haberse tratado de cualquier otra cosa, será reducida a la enésima vacuna que reforzará la indefensión aprendida, el fatalismo y la disonancia cognitiva del respetable en todo lo relativo a la cosa política e institucional: "desde dentro", nadie se planteará nada significativamente distinto, ni rupturista; todo lo que se salga de lo constitucional, de lo constituido, de lo que hay, de este nosotros forzoso, de estos raíles sin estación, desvío o apartadero...;

Firmas

Deus ex Machina  - por Alejandro Floría Cortés

 

alejandro floría cortésCuando me interesé en los últimos años por las candidaturas de unidad popular, ya con el potencial del 15-M prácticamente mermado, concluí pronto que en las asambleas y en las comunicaciones se tendía, tendíamos, a hablar y a escribir para nosotros mismos, como si tratásemos de convencernos de algo, que, acaso, nuestras palabras encerraban tanta razón y tanta coherencia, que podían y debían calar en los demás con la mera pronunciación de las mismas.

Firmas

La Trompeta de Jericó - por Alejandro Floría Cortés

trompetas jericó


alejandro floría cortésUna vez a la semana suelo ir a comer al McDonald`s de la Plaza de la Victoria, habitualmente los viernes. En la zona hay oferta para elegir otras opciones presuntamente más saludables, pero, de alguna manera, esa comida consigue anticiparme  la feliz anarquía del fin de semana a falta de un turno de trabajo de tres horas tremendamente aburrido.
 

Firmas

El espejo - por Alejandro Floría Cortés

 

alejandro floría cortésCuando le llamaron a Dirección tenía muy claro qué iban a decirle. Tan sólo tenía alguna duda sobre cómo se lo iban a decir: qué argumentos utilizarían, qué tono adoptarían, qué palabras pronunciarían.

Firmas

Menguantes y menguados - por Alejandro Floría Cortés

 

alejandro floría cortésDentro de no mucho tiempo, si no debemos admitir que ya está sucediendo, la mayor parte de la sociedad será completamente ajena a contenidos elementales de las disciplinas de Humanidades. De la misma forma que en las enseñanzas medias su pérdida de protagonismo ya es patente, estas materias no tardarán en desaparecer de las Universidades por cuestiones de una rentabilidad mal entendida.