Buscar
16:05h. Viernes, 14 de Diciembre de 2018
francisco

La frustración que expulsa a la juventud de Marruecos (Francisco Peregil en EL PAIS)

 

 

FRASE PEREGIL 2

Luis Portillo Pascual del Riquelme señala este informe que publica EL PAÍS, firmado por su corresponsal en Marruecos, Francisco Peregil. Llama la atención el hecho de que Marruecos no es un país que pueda llamarse pobre. Lo que ocurre es que la oligarquía encabezada por su rapiñoso rey, se queda con toda la riqueza. Ello, unido a la asfixiante opresión política encamina a sus jóvenes (ellas y ellos) a tomar la triste senda de la migración.

 

 

 

El G-20 no es el marco, la ONU sí  - ¿Quién teme a la Asamblea General de las Naciones Unidas? - por Francisco Morote (2009)

 

FRASE MOROTE G 20

Nota de Chema Tante: En 2009, Francisco Morote, de Attac Canarias formulaba, en dos artículos diferentes que hoy publico en bloque, una pregunta de lógica y sensatez aplastantes. ¿Quién le ha otorgado al G20 la potestad para decidir sobre los destinos del mundo. Una reflexión que viene a cuento cuando los potentados mundiales se reúnen en Argentina para planear como seguir jeringando al mundo.

Hambre, genocidio silencioso - por Francisco Morote Costa (2009)

 

frase morote

Nota de Chema Tante: Creo que, lejos de desalentarnos, comprobar que los esfuerzos desplegados parecen no servir para nada, debe hacernos cobras más ánimos. Lo que decía Francisco Morote hace nueve años sigue vigente. El problema se mantiene ahí. Por tanto, tenemos que seguir gritando.

Norte-sur : desigualdad e inmigración - por Francisco Morote Costa (2002)

 

frase morote

Nota de Chema Tante: La verdad y la razón son las que son y no desaparecen, solamente por que no se las asuma. Y este artículo del presidente honorario de Attac Canarias, Francisco Morote, publicado nada menos que en septiembre del 2002, hace exactamente 16 años, no es precisamente el primero que establecía la realidad, pero lo hacía con una exactitud milimétrica. No será porque no se ha advertido. No hay concertinas ni muros ni policías que valgan; la avalancha migratoria, cargada de motivos y de derecho, seguirá, mientras no se ponga la solución que es adecuada. Igualdad. Lo dijo y lo dice Morote, y esa es la verdad. Pero, es que, además, no se trata de ninguna catástrofe apocalíptica. Las cifras de migración son perfectamente manejables por la Europa opulenta. Otra cosa es que a las grandes empresas que nos dominan, no les interese una migración regular que les prive de la fuente de mano de obra sumisa y barata con que cuentan ahora.