Buscar
09:38h. Lunes, 23 de septiembre de 2019
gobierno
Economía

Un informe de su propio Gobierno desmiente a Clavijo: la penetración de las renovables es del 7,5%, no del 20% (Natalia G. Vargas con datos de Ezequiel Navio en EL DIARIO CANARIAS AHORA)

 

FRASE VARGAS

Natalia G Vargas se apoya en los datos aportados por el prestigioso técnico Ezequiel Navio para armar este reportaje en EL DIARIO CANARIAS AHORA que demuestra que el genuflexo Clavijo no solamente se despreocupa por el grave problema de la dependencia energética canaria y de la agresión al ambiente con los combustibles fósiles, sino que, además, es un mentiroso monumental. Y, desde luego, yo, Chema Tante, afirmo que no se entiende -o a lo mejor se entiende muy bien- esta sumisión absoluta del genuflexo Clavijo y de su partido Corrupto Canalla con las multinacionales energéticas. Porque esta es la triste realidad: el archipiélago canario, al que la tecnología y la naturaleza conceden la posibilidad de ser puntero mundial en renovables, sufre en su mix energético un peso del 93 % en fósiles, que contaminan y que hay que pagar. Maldito seas, genuflexo Clavijo.

Política

Gobierno estable y de izquierdas (Pablo Iglesias Turrión en EL PAÍS. Comenta Chema Tante)

 

FRASE IGLESIAS

Ya puede el líder de UNIDAS PODEMOS abandonar el condicional. El gobierno de Sánchez seguirá apoyándose en la derecha en toda cuestión importante. Hace muy bien, Pablo Iglesias, mandando su carta a Pedro Sánchez por medio de EL PAÍS, porque mucho me temo que ese sea el único periódico que lee el psociata. Siempre es un avance respecto al anterior, que lo que leía era el MARCA.  Y hace muy bien Iglesias, cumpliendo su deber de recordarle a Sánchez que es socialista, es decir, se supone que de izquierdas y que lo que le mandan sus principios es entenderse con las otras izquierdas. Pero yo mucho me  temo que lo que va a hacer Sánchez ya se lo han dicho muy clarito la Botín, el de la CEOE (como apunta el propio Iglesias) y la embajada USA (añado yo, Chema Tante). De manera que hay que abandonar, creo, toda esperanza de seguir el ejemplo portugués, para que una alianza progresista sacara de sus tribulaciones a los pueblos del estado español y los rescatara de la garras neoliberales. Sánchez, con Rivera o sin él, nos mantendrá en la desgracia.