Buscar
22:11h. lunes, 20 de septiembre de 2021
gran
Economía

El gran engaño que hay detrás del recibo de la luz, Juan Torres (de Attac) en PÚBLICO

 

FRASE TORRES

Juan Torres (de Attac) en PÚBLICO describe, desde su autoridad teórica, la gran estafa perpetrada  con un servicio esencial como s el de la energía eléctrica. Dice Torres que se está demostrando la falacia del argumento que sostiene el procedimiento de facturación, eso de que "se obtienen capitales para fomentar las fuentes renovables" y que, además evidecnia la falsedad del principio de las bondades del mercado. Lo señala el coherente veterano militante socialista Antonio Aguado y yo, Chema Tante, en la línea argumental de Torres, de que esto sirve al menos para que se hable de un asunto grave, digo que también la incapacidad para solucionarlo, hace patente que este gobierno tiene poco de progresista y que solamente l importa servir a la oligarquía, en este caso representada por las energéticas cartelizadas, pero, en el fondo, la misma gente estafadoras que en otros sectores, el bancario, el inmobiliario, el de la gran industria alimentaria...

Política
Lo que queda atrás resulta horrendo

Afganistán y la gran hipocresía de Occidente, José Antequera en DIARIO 16

 

FRASE ANTEQUERA

José Antequera en DIARIO 16 comenta la manera enn que la atención general se focaliza en un punto concreto, olvidando el resto de asuntos gravísimos que siguen ocurriendo. Ahora toca acordarse de Afganistán, cuando hemos estado veinte años sin tratar de esa tragedia, que no ha empezado ahora, precisamente. Lo señala el coherente veterano militante socialista Antonio Aguado

Política

El gran juego de aplastar naciones, John Pilger en CONSORTIUM NEWS

 

frase pilger

John Pilger en CONSORTIUM NEWS recuerda la verdad del origen de la actual tragedia afgana. "Algo de historia honesta", dice Federico Aguilera Klink, al señar el artículo. Porque honestidad es, agrego yo, Chema Tante, decir que si el pueblo, las mujeres, hiñas, hombre y niños de Afgansután vuelven a sufrir lamopresión del fanatismo talibán, es porque a las llamadas democracias occidentales, USA, UK, OTAN y sumisa compañía, no les gustaban que en Afganistán existiera un gobierno progresista y laico, pero prosoviético. Por eso, en su larga historia de terrorismo anticomunista, esas democracias crearon, alimentaron, financiaron y alentaron al fanatismo talibán cuya victoria ahora tanto lloran.