Buscar
09:21h. domingo, 09 de agosto de 2020
grito
Sociedad

El grito popular en dos carteles


Normalmente, la noticia es la excepción. Pero no es el caso. Lo revelante de estos dos carteles manuscritos es que no son, en absoluto, casos aislados, sino una muestra de una drama colectivo de tremendas dimensiones. Si no leen con claridad el grito de estas dos de las personas acampadas en Santa Cruz de Tenerife, veanlos en mayor tamaño ahí dentro. El testimonio lo ha prublicado la Plataforma de Empleados Públicos Afectados por los Recortes - PEPAR
Firmas

Grito - por Carlos Martínez


"Muchas personas hemos llegado a la conclusión de que hace falta una especie de Frente Amplio Antineoliberal o algo similar. Una SYRIZA en el estado español. Un proceso de alianza político popular que acabe con la política de austeridad impuesta y con la democracia de bajisima calidad que sufrimos, que permite que la banca sea impune e intocable y el capitalismo alemán y anglosajón nos dominen y humillen."

 Nota de Chema Tante:
Proclamo que me encuentro entre las personas que cita Carlos Martínez y me sumo a todo cuánto dice, con la única excepción de la frase "democracia de bajísima calidad". Entiendo que la actualidad está marcada por la ausencia de democracia. Ya hemos perdido hasta la democracia de bajísima calidad que nos deparó la transición. Esa es nuestra gran responsabilidad . Disponemos, en todos los pueblos que componen el estado español, de muchas personas capaces de encaminar la situación, que pasa sin remedio por plantar cara a la especulación financiera internacional.
Sociedad

Fue un asesinato, no un suicidio - un grito de Juan García Luján


Corro a recomendar este grito que acaba de pegar Juan García Luján en SOMOS NADIE, porque creo que se impone que todo el mundo aúlle su cólera. Si aceptamos esta masacre, seremos cómplices. Los y las del PpsoE tienen que escuhar que lo de los desahucios tiene que detenerse, sin paños calientes. Esto no es una cuestión de amparar la ,marginalidad, sino de evitar que la gente se mate, para no caer en la marginalidad.