Buscar
12:03h. sábado, 15 de agosto de 2020
histórico
Firmas

El fracaso histórico del capital, artículo póstumo de Alejandro Nadal + en LA JORNADA

 

ALEJANDRO NADAL ESQUELA

Francisco Morote, de Attac Canarias, informa del muy lamentable fallecimiento de Alejandro Nadal:

"Con hondo pesar quiero comunicarles el fallecimiento de Alejando Nadal, prestigioso economista y colaborador habitual del periódico mejicano La Jornada. Durante años leí y difundí sus artículos que muchos de ustedes conocerán. Tuve el honor de proponerle para formar parte del Consejo Científico de ATTAC España, del que ha sido miembro hasta el final.

Considero a Alejandro Nadal un referente indispensable, desde una óptica de izquierdas, del pensamiento crítico hacia el capitalismo neoliberal.  Prueba de ello es el artículo que, a modo de homenaje póstumo, reproduce el diario La Jornada al dar cuenta de su muerte el pasado martes 17 de marzo"

Yo, Chema Tante, comparto el pesar por esta desaparición de un esforzado defensor de la justicia económica  y La casa de mi tía se une al homenaje, publicando íntegro también el articulo reproducido por LA JORNADA.

Economía

El fracaso histórico del capital. Alejandro Nadal en LA JORNADA

 

FRASE NADAL

Excelente análisis que señala Francisco Morote, de Attac Canarias en el mexicano LA JORNADA. Alejandro Nadal hace gala de su discernimiento para esbozar este nuevo certificado del ocaso del Capitalismo. Nuevo, porque son muchas las voces, muchos los teclados que están en la misma línea. Aunque ya dice nadal que este ocaso será largo. Como yo, Chema tante, repito cada vez que puedo, el capitalismo y su última faceta, el neoliberalismo, el fascismo de este siglo, morirá, pero morirá matando. Matando mucho. El capitalismo ha llegado a su plenitud con el neoliberalismo, cuya crueldad y ceguera notienen nada que ver con aquel capiatismo co  el que las clases obreras se enfrentaron tantos años, tantos siglos. Porque el neoliberalismo, fiel a su profeta Friedman, no tiene freno, todo está y, creen los neoliberales que tiene que estar, supeditado al beneficio. El Vellocino de Oro, otra vez, en cuya foaglera se consume el planeta ycon él, la Humanidad.