Buscar
16:57h. martes, 18 de enero de 2022
htm
Política

La pía Cospedal hace dos meses: “Si alguien del PP tuviera cuentas en Suiza, yo tendría que dimitir”

La pía, temerosa de dios, Cospedal, no tiene la menor intención de cumplir con sus palabras.
¿Saben qué responden desde el partido popular a estas consideraciones? Pues que Bárcenas no es militante del Pp. Se olvidan que el tipo atesoró los millones siendo tesorero del partido. Y piensen ustedes, que lo que atesora el tesorero para sí, es una pequeña parte de lo que atesora el tesorero para el partido. Y, como guinda, no se olviden de que, quien larga las perras, espera la oportuna retribución por ello, al diez, al cien, al mil, por uno. O sea, que eso es lo que estamos pagando ahora con nuestro sufrimiento.
Pero ellos dicen ahora que Bárcenas no es de los suyos. Es la mala maña sempiterna, la misma que practican todos estos partidos que contaminan la política utilizándola para beneficiar los intereses particulares. Sí, la descripción casa perfectamente con los partidos de derecha, qué le vamos a hacer.
La mala maña a que me refiero es la de negar la evidencia. El sofisma como recurso dialéctico único. 
Cuando esta gente se presenta como defensora de la religión católica, la gente cristina honesta deberían repudiarla.