Buscar
12:41h. Domingo, 16 de Junio de 2019
ignacio

España, una democracia poco transparente (Ignacio Cembrero en REVISTA REGISTRADORES y SÁHARA OCCIDENTAL)

 

FRASE CEMBRERO

Luis Portillo Pasqual del Riquelme señala a este incisivo artículo que Ignacio Cembrero publica en la REVISTA DE REGISTRADORES y que reproduce el oficioso saharaui SÁHARA OCCIDENTAL, EL CORREO DIPLOMÁTICO SAHARAUI. Un artículo que digo yo, Chema Tante, que merece mucha difusión, porque denuncia un fallo capital en democracia, en este estado de lo que va quedando del imperio español, en donde el secretismo cínico alcanza niveles repugnantes. En este estado español, los misterios y las oscuridades informativas son costumbre inveterada.

Viaje real a Rabat (Ignacio Cembrero en EL CONFIDENCIAL)

 

FRASE CEMBRERO

Luis Portillo Pasqual del Riquelme apunta a este artículo de Ignacio Cembrero en EL CONFIDENCIAL, en el que se relata el cúmulo de vejaciones y chantajes que aguanta el gobierno y la monarquía del estado español, por parte del régimen sátrapa de Marruecos. 

No fue un golpe de Estado ni un pronunciamiento: respuesta a Santos Juliá (Ignacio Sánchez-Cuenca en CTXT REVISTA CONTEXTO)

 

 

 

FRASE SÁNCHEZ CUENCA

Ignacio Sánchez-Cuenca, con sus libros, La desfachatez intelectual, Más democracia y menos liberalismo, Años de cambios, años de crisis. Ocho años de gobiernos socialistasDemocracia y socialdemocracia. Homenaje a José María Maravall y Controlling Governments, así como con sus artículos, demuestra un notable conocimiento de los entresijos de la política y un singular discernimiento cuando los analiza. Por su parte, el veterano coherente militante socialista, Antonio Aguado, poco sospechoso -lo repito siempre- de veleidades soberanistas, pero demostradamente defensor de la verdad, señala en CTXT REVISTA CONTEXTO este artículo en respuesta uno publicado por Santos Juliá, un mal limpiadito historiador que permite que su alta calidad científica se contamine por la arbitrariedad ideológica. A Juliá habría que sugerirle que acuda más a los hechos y menos a las referencias publicadas por la prensa mercenaria. Juliá debería leerse en libro de Sánchez-Cuenca "La desfachatez intelectual" y coger los debido recortes.

Una DUI en diferido, en régimen de simulación (Ignacio Escolar)

 

IGNACIO ESCOLAREl teclado siempre sensato de Ignacio Escolar describe con claridad desde EL DIARIO la coyuntura -dale que es cambiante- política en el estado español, asunto del follón catalán. Puigdemont, a costa de provocar la justa ira de la CUP, ha intentado sortear de nuevo la represión centralista. Sin embargo, ahora queda todo el mundo, pendiente de la reacción del Pp. Ignacio habla de sobreactuación. Y yo, Chema Tante, le respondo que al Pp, como a sus coleguis PsoE y C's lo único que les importan son los votos del estado fuera de Cataluña. El artículo de Escolar lo recomienda el coherente veterano militante socialista Antonio Aguado.

La paz se firma siempre con el enemigo (Ignacio Escolar)

 

pactos con el diablo

Para el fascismo español, pactar con el soberanismo es hacerlo con el diablo (Chema Tante)

IGNACIO ESCOLARAntonio Aguado señala en EL DIARIO este artícuo con el que Ignacio Escolar recuerda que la responsabilidad de que no haya diálogo entre el gobierno del estado español y el Bloque Soberanista catalán recae completamente en la cerrilidad de Rajoy y sus partidos, el Pp y Ciudadanos, (Sí, porque yo, Chema Tante, afirmo que Rajoy lidera esos dos partidos a la vez). Remarca Escolar con tino que el emperramiento de Rajoy corta toda posibilidad de entendimiento y cita algunos -recientes- de la multitud de casos en que los gobiernos tratan, pactan y llegan a acuerdos con gente que cuestiona la legalidad. Claro que esos gobiernos que han aceptado negociar nunca fueron fascistas. No sé si me explico.

El gran sueño africano (Ignacio Ramonet)

 

IGNACIO RAMONETLa web de ATTAC reproduce el artículo que LE MONDE DIPLOMATIQUE EN ESPAÑOL publica de su director Ignacio Ramonet, sobre el tremendo drama que no cesa, de la emigración. Una legión inmensa de gentes africanas pretende ejercer su derecho a la vida. Pero las sociedades opulentas occidentales (mejor dicho, la parte opulenta de esas sociedades) se niega a respetar ese derecho inalienable a la v ida, el derecho al amparo. Una verdadera infamia, acrecentada, ademas, como dice Ramonet, por el hecho de que la pobreza africana vino generada por el saqueo inmisericorde de recursos y de personas, con las que se lucraron obscenamente esas mismas oligarquías.