Buscar
12:18h. Miércoles, 20 de Marzo de 2019
ii

Davos 2019 (II) Capitalismo, voces de alarma - por Francisco Morote (2014)

 

frase morote 2

Nota de Francisco Morote: A partir de este 21 de enero de 2019, un año más, se reúne en Davos, Suiza, el Foro Económico Mundial,  "cumbre de cumbres" del 1% más rico de la población mundial, de ese " puñado de individuos (que) posee la misma riqueza que la mitad de la humanidad", según el secretario general de la ONU, Antònio Guterres. De esa minoría, en palabras de Samuel Huntington, de la que dice: "tienen escasa necesidad de lealtades nacionales, consideran las fronteras nacionales como obstáculos que, por fortuna, están desapareciendo y creen que los Gobiernos nacionales son restos del pasado y que su única utilidad es la de facilitar (sus) actividades...". 

En suma, en Davos se reúne una vez más esa ególatra élite mundial capitalista que viene promoviendo desde hace décadas una globalización neoliberal al servicio de sus intereses financieros y empresariales. Esa élite para la que los derechos laborales y en el fondo los mismos derechos humanos son impedimentos inmerecedores de tomar en consideración.   

Con motivo, pues, de este "evento" ofrezco una serie con la recuperación de cinco artículos en los que desde una perspectiva altermundista hice la crítica del Foro Económico Mundial y del Homo Davosianus.

Los derechos legítimos del Pueblo Saharaui y las pretensiones anexionistas de Marruecos,I II y III (Luis Portillo Pascual del Riquelme en LA ESTRELLA DE PANAMÁ)

 

FRASE PORTILLO

Luis Portillo Pascual del Riquelme, incasable defensor de los legítimos derechos del pueblo saharaui a su soberanía y a su patrimonio material y cultural, atropellados por la ocupación ilegal del reino de Marruecos, publica en LA ESTRELLA DE PANAMÁ este documentado trabajo en tres entregas sobre el asunto, Nunca se repetirá bastante, hasta que se consiga terminar con el expolio, que la soberanía del territorio del Sáhara Occidental no corresponde a Marruecos. Que  ni siquiera ese estado tiene esa soberanía en sus manos, porque la potencia colonial, el estado español,  no la transmitió en los Tratados de Madrid de 1975. Y que la ONU ha reconocido formalmente el derecho del pueblo saharaui a decidir sobre su propio destino en referéndum que el régimen déspota y ladrón de Marruecos se resiste a celebrar, sin duda porque conoce perfectamente que el resultado no le conviene.