Buscar
12:30h. jueves, 02 de julio de 2020
importancia
Política

La importancia de elegir un verbo, Elisa Beni en EL DIARIO

 

FRASE BENI

ESte artículo de Elisa Beni que señala en EL DIARIO el coherente veterano militante socialista AntonIo Aguado, toca varios palos. Un la endiablada facilidad con que mucho granuja, en este estado de derecha español se libra de pagar sus culpas porque sus causas se mueren de aburrimiento en los tribunales, en especial, desde que el granuja mayor Rajoy acortara los plazos, con evidentes intenciones. Y nos cuenta Beni como un error o como quiera llamarse, con una aparente rectificación posterior ha armado la fogalera en los ámbitos judiciales. La historia viene del uso, en dos decretos de los verbos "reiniciar" y "reanudar", que no significan, está claro, lo mismo. Pero, como se usaron en relación con  el mismo asunto ha creado la confusión. Como dice Beni, la horda Ppera se las prometía muy felices, porque con el decreto de alarma se le acortaban los plazos de sus procesos. Y con el decreto posterior, pueden ver su gozo en el pozo del Tío Raimundo. Como puede verse, un  sabroso tema. Sin embargo, a mí, Chema Tante, me parece igualmente interesante y significativo la ausencia de responsabilidad y de rigor a la hora de redactar textos legales. Y no creo que se una cuestión de mala fe, sino de ignorancia. Una ignorancia preocupantemente creciente, entre quienes dirigen la política y las empresas.

Firmas

La importancia del buen médico, por Paco Vega

 

paco vegaEste texto tenía que haberlo escrito hace un par de años, pero nunca encontraba el momento oportuno al tratarse de un tema familiar. Pero lo cierto es que el hecho de que una persona siga hoy con vida es gracias a la profesionalidad de un médico que supo ver en unos síntomas, aparentemente menores, una lesión grave y actuar en consecuencia.

Firmas

La importancia de la rebeldía con causa - por Maria Puig Barrios

 

MARÍA PUIGEn todos esos años de militante política y mujer trabajadora, he conocido a unos cuantos rebeldes “sin causa”, sin compromiso real, que con una actitud irresponsable se situaban en un permanente “no crítico” - amplificado por los voceros del poder - a las propuestas políticas y sociales de los propios compañeros, y en un vergonzante “sí crítico” al poder y a un diseño económico que ha supuesto, en la práctica, el empobrecimiento programado para la mayoría de la población con el consiguiente enriquecimiento de una élite