Buscar
13:36h. martes, 20 de abril de 2021
legal
Política
Entre 400 y 600 mil mujeres recurren cada año al aborto clandestino,

Argentina: hacia al aborto legal, seguro y gratuito Walter C. Medina en NUEVA TRIBUNA

 

FRASE MEDINA

Walter C. Medina comenta en NUEVA TRIBUNA esta nueva muestra de que Argentina está caminando hacia la normalidad de la democracia y la justicia. El asunto del aborto no es cuestión baladí. No se deja de abortar porque la ley lo prohíba. Lo que pasa es que se aborta clandestinamente. Y eso significa seguridad, si se tiene dinero, pero riesgo mortal, cuando se carece de recursos.

Cultura

El mensaje animalista del nuevo ministro de Cultura choca con el blindaje legal que hizo el PP para los toros (Raúl Rejón, en EL DIARIO)

 

FRASE REJÓN

El coherente veterano militante socialista Antonio Aguado señala y comenta este artículo de Raúl Rejón en EL DIARIO. En efecto, una de las muchas obligaciones que el desastroso gobierno Pperotajoyano le ja dejado al de Sánchez es el tema de la barbaridad de los toros. Al ministro Guirau le toca encaminar un cambio de polìtica en este campo: Almenos, hay que eliminar todo apoyo o subvención al espectáculo tortura.

Comunicados

Clavijo practica el despotismo y la arbitrariedad con la representación legal de los trabajadores canarios - INTERSINDICAL CANARIA

 

INTERSINDICAL CANARIA

Clavijo y Coalición Canaria se esfuerzan en potenciar los sindicatos foráneos. El consejero de Presidencia Justicia e Igualdad del Gobierno de Canarias José Miguel Barragán y su equipo, vuelven a demostrar su “Ignorancia o Incapacidad” en su gestión en la Consejería en el mejor de los casos, o su falta de respeto o populismo político en el peor de ellos, frente a los representantes de la mayoría de los trabajadores y trabajadoras.

Firmas

Sobre lo legal y lo legítimo - por Alejandro Floría Cortés

 

 

alejandro floría cortésObviando los grises engranajes de la megamáquina, parece claro, y hay abundante evidencia empírica, que las leyes son un mecanismo mediante el cual es posible, a conveniencia, legalizar lo ilegítimo e ilegalizar lo legítimo. Legalizar así, no parece ser mucho más que dotar de aptitud, corrección o validez sistémica a algo o alguien unido a sus actos. Lo que no parece gran cosa para un burocracia dependiente que derrocha tiempo y folios bajo el amparo de una violencia cuidadosamente diseñada, implantada y monopolizada. Es, sin más, una posibilidad esperada.