Buscar
02:28h. miércoles, 02 de diciembre de 2020
medina
Economía
mientras se discute si las 12 mil personas más ricas del país deben hacer un aporte extraordinario por única vez, cinco millones de niños malviven bajo la línea de la pobreza.

Pobre gente rica, Walter C. Medina en NUEVA TRIBUNA

 

frasde medina

Walter C. Medina escribe en NUEVA TRIBUNA sobre los planes de justicia fiscal que adelanta el gobierno argentino, con la aplicación, así sea puntual, de un impuestoa fortunas. , Yo, Chema Tante, no recuero una sola vez en que no haya estado de acuerdo con Medina, pero en esta ocasión, tengo que hacerle una pequeña puntualización. Dice mi amigo Walter; "España, Suiza, Italia y Rusia avanzan con tributos similares para combatir los efectos económicos de la pandemia" Y tengo que decir que en el estado español se "intenta" repetidamente aplicar esa carga fiscal a las fortunas, pero siempre está presente en el propio gobierno el agente del neoliberalismo, que lo impide. Mucho me temo que la querida Argentina llegue antes a este impuesto que el estado de derecha español.

Política
Entre 400 y 600 mil mujeres recurren cada año al aborto clandestino,

Argentina: hacia al aborto legal, seguro y gratuito Walter C. Medina en NUEVA TRIBUNA

 

FRASE MEDINA

Walter C. Medina comenta en NUEVA TRIBUNA esta nueva muestra de que Argentina está caminando hacia la normalidad de la democracia y la justicia. El asunto del aborto no es cuestión baladí. No se deja de abortar porque la ley lo prohíba. Lo que pasa es que se aborta clandestinamente. Y eso significa seguridad, si se tiene dinero, pero riesgo mortal, cuando se carece de recursos.

Economía

Coronacapitalismo, Walter C. Medina en NUEVA TRIBUNA

 

FRASE MEDINA

Walter C. Medina, con este artículo en NUEVA TRIBUNA, demuestra coincidir con quienes pensamos que con esta crisis pandemoníaca coronavírica, las oligarquías del mundo deberían estar muy preocupadas. porque sus vergüenzas y mentiras neoliberales quedan al descubierto. Lo que pasa, agrego yo, Chema Tante, es que esas personas afortunadas, ese 1 %, que acapara la riqueza del mundo, con la ayuda servil de sus mesnadas de la política, la información y la falsa teoría, sienten la seguridad de que podrán seguir con su dominio. Solamente la movilización ciudadana podrá evitarlo.