Buscar
20:45h. Domingo, 19 de Mayo de 2019
nuevo

Gasto militar global bate nuevo récord y llega a los 1,8 billones de dólares (SIPRI, JAQUE AL NEOLIBERALISMO)

 

FRASE GASTO MILITAR

Como dice la gente del SIPRI, no hay que referirse al gasto en armas, sino al gasto militar en total. La industria del dolor se mama en el mundo cantidades astronómicas. La información es escalofriante. La señala Francisco Morote, de Attac Canarias y la ofrece el SIPRI, en varios idiomas y la reproduce Marco Antonio Moreno en su JAQUE AL NEOLIBERALISMO. Y la cuestión aporta dos reflexiones, ambas lúgubres. Por una parte, ese dinero es el que falta para solucionar tanto sufrimiento social como existe en el mundo. Por la otra, ese dinero causa todavía más sufrimiento en muchas partes. Malditos seab.,

Desde este 7 de febrero, de nuevo La casa de mi tía en la brega, para ayudar a que se conozca la verdad

 

A partir de este 7 de febrero. Después de estos días de mordaza, La casa de mi tía vuelve con el mismo ánimo de siempre. El Neoliberalismo no podrá callar la verdad y la razón. La casa de mi tía seguirá en la brega, con las uñas y los dientes, que es lo ùnico que tiene. Si fuera un medio mercenario, estas cosas no pasarían, y nadaría en la abundancia financiera.

la casa de mi tía

CHEMA TANTE

 

 

Un nuevo fantasma atormenta Europa (Roberto Savio en ALAINET, la página de ATTAC, LA RED 21, SUR Y SUR...)

 

FRASE SAVIO

En la búsqueda constante a la pregunta ¿Quo vadis, UE?, Francisco Morote, de Attac Canarias indica este texto, que califica con justicia de "lúcido magistral", que firma Roberto Savio y que puede leerse en ALAINET, la página de ATTAC, el uruguayo LA RED 21, SUR Y SUR... Savio relata como a estupidez, la ausencia de cerebro imperantes en el mundo y en Europa hizo posible la brutalidad neoliberal. En su empeño por enriquecerse sin límites, las gentes poderosas se han cargado la economía (la relación es y era lógica: si las perras se quedan todas en las arcas de las fortunas, la gente no puede consumir y no hay futuro). De todo este desastre, que la izquierda no ha sido capaz de conjurar, la ultraderecha, el fascismo vuelve a sacarle provecho. Y no deja de ser una amarga ironía la que apunta Savio: Ahora, hay que esperar otra vez a que el fascismo gobierne, para que llegue su inevitable fracaso... y vuelta a empezar...  Si nos hubieran atendido en su momento...