Buscar
19:56h. Jueves, 22 de agosto de 2019
padre
Firmas

Magistral lección de un guanche a otro guanche -por El Padre Báez

 

el padre báez Aunque ambos eran de la misma condición, nobles, por razones de tierras y posesiones, uno era más pobre que el otro, y no por el vicio de robar, sino para poder comer, iba por donde los rebaños y se buscaba el baifo para su comida, y aunque era público y notorio, nadie -dada su condición de hombre importante y con cargo- más que permitírselo lo soportaban, pero no con agrado, como se puede comprender.

Firmas

Un nuevo paréntesis, por favor - por El Padre Báez

el padre báez... para resaltar algo que me parece primordial en la conducta de los guanches entre ellos mismos, caso único e inaudito en terrenos de lucha y sean éstas las que fuere: el guanche ganador, nunca asumía ese papel, y aún perdiendo el otro, le otorgaba el premio,