Buscar
16:06h. Viernes, 14 de Diciembre de 2018
pais

La frustración que expulsa a la juventud de Marruecos (Francisco Peregil en EL PAIS)

 

 

FRASE PEREGIL 2

Luis Portillo Pascual del Riquelme señala este informe que publica EL PAÍS, firmado por su corresponsal en Marruecos, Francisco Peregil. Llama la atención el hecho de que Marruecos no es un país que pueda llamarse pobre. Lo que ocurre es que la oligarquía encabezada por su rapiñoso rey, se queda con toda la riqueza. Ello, unido a la asfixiante opresión política encamina a sus jóvenes (ellas y ellos) a tomar la triste senda de la migración.

 

 

 

La banca privada no devolverá las decenas de miles de millones de euros públicos que le regalaron para compensar lo que robaron (20 MINUTOS, ATTAC CANARIAS y EL PAÍS)

 

FRASE BANCA

Resulta paradójico, miserablemente paradójico que, mientras en los pueblos que gemimos en este estado de lo que va quedando del imperio español, la mayoría de la gente tenemos que andar contando y sufriendo, euro a euro, allá arriba, en las alturas, bailan las decenas de miles de millones, como i nada. Francisco Morote, de Attac Canarias, señala esta apabullante, aunque ya archisabida, noticia de que a la banca privada del gremio de Botín hubo que apuntalarla con nada menos que 64.098 millones de euros, porque ese era el tamaño del agujero fruto de la granuja mamanza. Porque ese dinero faltaba porque arramblaron con él. Y las venales voces de la tecnocracia neoliberal aullaba que había que preservar el sistema financiero porque su ausencia truncaría la estructura misma de la sociedad. Burda falacia, porque una sociedad necesita un sistema financiero, sí, pero no tiene por qué ser privado, Todo lo contrario. La estabilidad de una economía se asegura con un sistema financiero público, que además, sofoca las malandanzas estafadoras de los usureros. Pero lo que llega al esperpento es que ese dinero público que se le inyectó a unas empresas privadas, se ha traspasado a fondo perdido; más del 90 % no se recuperará jamás. Ni menos, los astronómicos intereses que esa tonga de pasta debería generar. La historia de este negro negocio redondo la cuentan 20 MINUTOS, la página de Attac Canarias y Juan Sérvulo González en EL PAÍS. Pero pocos cuentan que la única manera de terminar esta funesta historia de la estafa bancaria y de la complicidad oficial es la implantación inmediata de una banca pública. Si esos casi setenta mil millones se hubieran destinado a una banca pùblica, otro sería el actual panorama económico en este vestigio el imperio español que soportamos.

Negro... fuera de mi país (Walter C. Medina en NUEVA TRIBUNA)

 

FRASE WALTER

Desde NUEVA TRIBUNA, Walter C. Medina nos indica que Macri, como buen neoliberal, está introduciendo en la Argentina legislación antiinmigración. Con ello se azuzan, como ocurre en todas artes, los zafios sentimientos xenófobos. La xenofobia es condenable en cualquier caso. Pero encima, es inexplicable en sociedades como las nuestras, históricamente emigrantes, tanto como en aquellas, que se formaron y son lo que son, con la inmigración. Macri, como Trump, como la inmensa mayoría USA y una buena mayoría latinoamericana, olvidan su pasado inmigrante. Y yo, Chema Tante, no dejaré de recordar aquí que  en mi sociedad, la canaria, tiene la doble característica de haber sido a la vez polo de atracción de gente y foco de emigración. Es decir, que gozamos de la ventura de ser un pueblo mestizo, pero la desgracia de sufrir el drenaje de otra gente que tiene que salir. Sin en ningún lugar se justifica la xenofobia, en Canarias es doblemente estúpida.

Soledad Gallego-Díaz, directora de EL PAÍS

 

soledad gallego díaz el país

Lo que se venía anunciando hace días se ha materializado. Una de las mejores profesionales del periodismo en este estado ha llegado a la dirección de EL PAÍS. Ojalá este nombramiento signifique que quienes despertamos a los ideales de la democracia, con este diario podamos recuperarlo, después de una triste deriva editorial. "“En esta redacción solo se pide obediencia al ‘Libro de estilo”, ha aseverado en su primera reunión con la redacción. Ojalá pueda lograrlo.

Ataques y acusaciones a la economía social y solidaria (Yayo Herrero en EL DIARIO y Luis González Reyes en EL SALTO) Comenta Chema Tante

 

frase yayo y luis

Yayo Herrero: Por mí y por todas mis compañeras: el ataque a la economía social y solidaria, en EL DIARIO y Luís González Reyes: Sobre las acusaciones de ‘El País’ y ‘El Mundo’ a la economía social, en EL SALTO

CHEMA TANTEY yo, Chema Tante, proclamo: No es coincidencia con el Día de la Libertad de Expresión, este 3 de mayo, porque ocurre todos los días. Se trata de la ofensiva rabiosa del neoliberalismo contra todo lo que se oponga a sus fines. Y, desde luego, la economía social es un enemigo potente del neoliberalismo.  Por eso, ante tal peligro, el neoliberalismo azuza a sus mesnadas mediáticas a sueldo, para que lancen insidiosas acusaciones contra quien se atreva a apoyar iniciativas que tratan de liberar a la gente del abuso laboral y social. Esta penosa tarea la cumplen los medios comprados, el día de la libertad de expresión, y cualquier otro día que sea menester. Y, desde luego da vergüenza ajena ver a un partido como el llamado popular, que en Madrid, como en todos lo territorios de este estado de derecha, demuestra ser paradigma de corrupción, acusando a partidos que sí son populares, de "favorecer a los suyos" Hace falta cara. La historia de estos días, con la operación desatada contra Ahora Madrid por su apoyo a entidades cooperativas de economía social sería ridícula, sino fuera tan grave. Basta con comparar el historial de las personas señaladas y la de quienes acusan, para entender por dónde van los tiros.

Noam Chomsky: “La gente ya no cree en los hechos” (Entrevista en BABELIA, EL PAÍS)

 

frase chomsky

jan martínez ahrens"Lúcido análisis de la época en que vivimos", comentan Patricia Suquía y Francisco Morote, de Attac Canarias, al recomendar esta entrevista que le hace a Noam Chomsky, Jan Martínez Ahrens, para el BABELIA de EL PAÍS. La entrevista, que reproducen varias páginas, entre ellas, la de Attac Canarias, constituye otro de los manifiestos de sensatez que prodiga el nonagenario Chomsky.