Buscar
14:44h. Martes, 12 de noviembre de 2019
pardo
Sociedad

El botellón del rey ‘viejoven’ (Ana Pardo de Vera comenta en PÚBLICO el mensaje de Felipe Borbón)

 

FRASE PARDO

Yo, Chema Tante, considero que lo que diga el funcionario nato por la desgracia del dictador Felipe Borbón no tiene más importancia que la de constatar el deterioro de una institución completamente aleja de realidad. Y este cachondo texto de Ana Pardo de Vera que señala en PÚBLICO el coherente veterano militante socialista Antonio Aguado viene a consolidar mi apreciación. Borbón, después de sus monumentales planchazos anteriores ha querido esta vez salvar sus cochambrosos muebles saliéndose por las sendas juveniles y apelando a la concordia, sí, pero dentro de la sumisión y la renuncia a las propias ideas. Pero, quiéralo o no el funcionario nato, las tensiones territoriales en lo que va quedando del imperio español, siguen ahí. Por cierto, no me quedaré sin proclamar que no sé qué busca Pablo Iglesias de Podemos con sus loas a Borbón, pero, desde luego, no se pueden "compartir".

Sociedad

Una mujer (y que no la maten) (Ana Pardo de Vera)

 

teresa rodríguez

Ni Teresa Rodríguez n i ninguna mujer tiene que soportar a ningún macho agresor

ana pardo de vera 100Ana Pardo de Vera, directora de PÚBLICO, se manda este soberbio alegato de reivindicación femenina, asunto de la machada que sufrió la política andaluza Teresa Rodríguez. Han sido muchas las reacciones a este ominoso caso y yo, Chema Tante, aprovecho la opotunidad de recomendar el texto de Pardo de Vera para afirmar, con plena conciencia de no estar diciendo ninguna exageración, que lo que le hizo el macho empresario a Teresa Rodriguez se inserta exactamente en el mismo contexto que conduce al más sangriento terrorismo de género. Porque comparte ese criterio de que el macho puede agredir -en "broma" o en serio- a una mujer, porque eso está en el orden natural de las cosas. Creo que lo que dice, concisamente y con tino, Pardo de Vera es cierto. La brega de las mujeres por ocupar el lugar que les corresponde -por número y por calidad- en la sociedad, es tanto más heroico, porque se juegan en ella la vida o la integridad física o la estabilidad emocional.

Sociedad

'Público' como síntoma (Ana Pardo de Vera)

 

ana pardo de vera 100

PÚBLICO ofrece este valiente texto de su directora Ana Pardo de Vera, que recomienda Tigotán Guanche. Pardo de Vera pone su medio a la disposición de la gente, para seguir apoyando "el círculo pro-democracia real [que] se estrecha en torno al Congreso, pero también en torno a La Moncloa, el Poder Judicial, la Zarzuela, Bruselas, Estrasburgo, el BCE y el FMI, entre otros sinónimos de autocracia."

Política

Un Podemos dividido y el nacionalismo mantienen su fuerza en una Marea mestiza (Miguel Pardo)

en marea podemos

miguel pardoEn EL DIARIO GALICIA, Miguel Pardo relata como ha quedado al final la historia del desencuentro reencontrado en Galicia, con un acuerdo en Marea entre Podemos y soberanistas que al final satisface a todo el mundo. La gente del cambio en Galicia está marcando a la del resto del estado el camino. Los caciques del gang Pp tienen un buen motivo de preocupacioón. El texto lo recomienda Antonio Aguado.

Sociedad

¿Vuelve el Pacto del Pardo? Antonio Hernández Lobo (Hemeroteca 24-02-2008), Juan García Luján

Juan García Luján anuncia la apertura de una prometedora sección en su SOMOS NADIE: la hemeroteca, donde promete margullar en las covachuelas mediáticas para sacarle los colores a más de uno y más de una. Y se estrena con este más que revelador de cómo cambia alguna gente. Concretamente, en este caso, Hernández Lobo, antaño coalicionero, ahora pepero. Total, qué más da, dirán ustedes; pero es que el cambio fue motivado por el carguillo... Fuerte descaro.

Cultura

Un libro sobre la mujer de Franco, de Carmen Enríquez


En CANARIAS 7 y en la web de la editorial LA ESFERA aparece esta reseña sobre un libro que cuenta la funesta actividad de ka mujer del dictador. Una vida que sería mejor olvidar, pero que es mejor conocerla. Porque la memoria de la infamia hay que mantenerla viva.