Buscar
02:52h. Lunes, 26 de agosto de 2019
parece
Curiosidades

Pues parece que habrá que seguir

 

CHEMA TANTEHa sido tan nutrido en cantidad y generoso en calidad emocional el aluvión de testimonios de solidaridad generado por mi decisión de cerrar La casa de mi tía que, no sé lo que podrán dar mi cabeza y mis fuerzas, pero  voy a intentar seguir con el proyecto. La casa de mi tía sigue, como pueda y mientras pueda, y que salga lo que salga. Un abrazo agradecido para todas y todos.

Curiosidades

Pues parece que habrá que seguir

 

CHEMA TANTEHa sido tan nutrido en cantidad y generoso en calidad emocional el aluvión de testimonios de solidaridad que, no sé lo que podrán dar mi cabeza y mis fuerzas, pero  voy a intentar seguir con el proyecto. La casa de mi tía sigue, como pueda y mientras pueda, y que salga lo que salga. Un abrazo agradecido para todas y todos.

Curiosidades

Hasta aquí hemos llegado, parece.

 

 

 

CHEMA TANTE El día 30 de mayo sufrí un papatús mental que me ha tenido tres semanas hospitalizado.a las puertas de Las Chacaritas . Erasmo Quintana, Paco Morote, de Attac Canarias, Carlos Ortiz de Zárate, Domingo Méndez, Luis Portillo Pasqual del Riquelme, Jaime Bethencourt de Intersindical Canarias, Rafael Juan Rodríguez Marrero Federico Aguilera Klink o Dario Galván Marrero, quienes regularmente aportan las cantidades que buenamente le es posible, más algunas otras pocas personas más que lo hacen esporádicamente, han intentado soportar un proyecto que supone muchos, muchos gastos y una carga de trabajo abrumadora. Y sin olvidar tampoco a quienes han mandado sus trabajos, que también sin muy importantes. Pero este generoso esfuerzo no basta. Unas pocas decenas de personas, sobre las miles que componen la audiencia de La casa de mi tía refleja con claridad el grado de compromiso con la prensa libertaria y con la libertad de información. Y así, mis fuerzas se agotaron. Ya no puedo soportar más el chorreo diario: "si no pagas te corto", "debes tanto de luz", el teléfono, el word..." No puedo soportar tanta miseria.

Hay mucha, mucha gente que de verdad no puede distraer un céntimo para una causa solidaria. Pero hay otra que si en lugar de decir, como dicen "el trabajo que haces, Chema, es impagable", pensaran que sí que lo es, un poquito, ahora no estaríamos así.

Esto, espero,, no es un adios. En cuanto recupere fuerzas, intentaré reabrir La casa de mi tía. Mientras tanto, ruego a tantas amigas y tantos amigos que me han transmitido su preocupación e interés, que acepten mi agradecimiento.

Y terminaré condenando la actitud de los partidos importantes de la izquierda, que se han estallado dinerales  en la campaña, en los mismos medios mercenarios que tanta mentira ha difundio, pero no son capaces de dirigir unos pocos recursos a los medios comprometidos Y no me refiero solamente a La casa de mi tía.

De verdad, no puedo más.

Un abrazo y hasta siempre

 

Chema Tante

Sociedad

El país donde nada es lo que parece (ni lo que dicen) (Pscual Serrano)

 

PASCUAL SERRANO PEQUEÑAEn EL DIARIO, artículo de Pascual Serrano que destaca Francisco Morote, de ATTAC Canarias. Lo que dice Pascual recuerda las dificultades que encuentra quien intente explicar a persona extranjera lo que está ocurriendo en este estado de derecha español en general, y en Canarias en particular. No se lo cree nadie. Porque es increíble, en efecto, pero es la realidad que nos abruma.

Política

El PSOE no parece calibrar a qué condena a la sociedad española (Rosa Marís Artal)

 

ROSA MARÍA ARTALEn verdad en verdad les digo que parece mentira que haya que insitir. Pero todo inidica que hay que hacerlo, como hace Rosa María Artal en este rotundo artículo en EL DIARIO, que señala @SlimPaquito en TWITTER. No ya ese partido español que ha perdido el derecho a las siglas SO, sino buena parte de la opinión pñublica, en este trisite estado de derecha, demuestran no asumir el gravísimo perjuicio que, con su ansia de mantener sus chollos y la impunidad para sus fechorías ha causado el gentuallo golpista psociata. Esta escoria miserable, parapetada en el falaz "sentido de estado" ha afianzado el estado de derecha, y ha condenado a los pueblos que aquí gemimos, a otra etapa de sufrimiento y represión neoliberal.