Buscar
13:30h. Domingo, 25 de agosto de 2019
persecucion
Política

Bea Talegón revela la persecución a que la sometió el PSOE (EL NACIONAL CAT)

 

frase bea

Esta pequeña crónica que publica EL NACIONAL CAT y recomienda Luis Portillo Pasqual del Riquelme, contiene varias revelaciones, sobre Bea Talegón y sobre la malignidad psoeística. Revelaciones, pero no novedades. Para empezar, comprobamos que la defensa de la autodeterminación que hace Bea, a pesar de no ser independentista, no es una frivolidad del moento. En 2013, defendía la autodeterminación del Sáhara, como lo hace ahora con la de Cataluña.. Pero también vemos el cinismo mendaz del PsoE, que no duda en desmentir la re alidad histórica de la responsabilidad del estado español, como depositario de la soberanía saharaui, que tiene que restituir a la población del territorio, según ha mandatado la ONU. Y comprobamos que la dirección psoeística no tiene escrúpulos en mandar a meritorios y meritorias a cumplir sus vesánicas órdenes.

Sociedad

Sobre la persecución que sufre Pedro “el Gasio” en La Palma

 

pedro El Gasio

EL PAÍS CANARIO señala este vídeo en YOUTUBE en el que Pedro El Gasio denuncia el acoso y derribo que está sufriendo en su isla de La Palma, simplemente por ejercer su derecho a la expresión y a formular denuncias. Como es habitual en este estado de derecha, los caciques siguen mandando. El juicio contra Pedro El Gasio tendrá lugar en marzo, Y yo, Chema Tante, apoyo a este luchador palmero,

Política

Assange: persecución arbitraria (Editorial de LA JORNADA, México)

Francisco Morote, de ATTAC Canarias recomienda el editorial de LA JORNADA que, como es costumbre en ese medio, aporta un criterio sensato sobre el vergonzoso acoso de Julian Assange por parte de dos países, Gran Bretaña y Suecia, que asumen esta vez el papel de esbirros de la crueldad y el rencor del neoliberalismo. USA y los poderes económicos que representa no cejarán en su intento de castigar a Assange, como hacen siempre con quien se interponga en sus planes de dominación. No importa lo que diga la gente experta de Naciones Unidas. No importa el criterio de tanta gente que apoyamos a este campeón de la libertad de información. Los poderes económicos quieren cobrarle a Assange que haya aireado sus vergüenzas.