Buscar
15:42h. martes, 18 de enero de 2022
rabia
Política

Socialistas en pie es un acto colectivo de dignidad y rabia (Jorge Bezares)

 

socialistas en pie

jorge bezaresEl veterano militante socialista Antonio Aguado destaca este artículo de Jorge Bezares en PÚBLICO, sobre el fenómeno Socialistas en pie, el movimiento de las bases del PsoE, que ahí está, por mucho que los medios y las fuerzas vivas se empeñen en ocultarlo. Con Sánchez o sin él, la militancia socialista le planta cara a una dirección obtusa..

Firmas

La rabia del viento - por Francisco González Tejera

Los cuatro hombres bajaban con las manos atadas a la espalda por el estrecho callejón del barrio de San Roque, los falangistas no dejaban de golpearlos con las culatas de los máuser, la pinga de buey del hijo del terrateniente Bonny rajaba la piel con solo rozarla, el sobrino del Conde se quedó en la casa del viejo Anselmo Fariñas para abusar de sus dos hijas de catorce y quince años. Lucía la más pequeña no aguanto la violación múltiple y falleció desangrada.

Sociedad

La rabia intolerante del Pp reforma la ley del aborto basándose en mentiras

Creo que el certero axioma de Eduardo García Langarika es muy oportuno otra vez en estos momentos "La mujer decide...". El Pp reforma la ley del aborto (a la zorruna, deprisa y corriendo) para obligar a las chicas menores que quieran abortar, a hacerlo siempre con autorización de su padre o de su madre. Pero, como explica muy bien Patricia RafAel en EL DIARIO, se basa en un "supuesto falso", es decir, en una mentira.  

Firmas

Gamonal, símbolo de rabia y esperanza de los pueblos alzados. El camino a seguir - por Francisco González Tejera

En el corrupto régimen español viene siendo muy normal, casi natural, que en las instituciones públicas gobernadas por la mafia franquista se produzcan frecuentes y constantes pelotazos. El urbanismo es una fuente ingresos de proporciones gigantescas. Es sencillo pedir dinero negro a cambio de recalificaciones, sobrecitos con billetes de 500 euros por aprobar proyectos especulativos, que siempre benefician a los mismos ladrones de guante blanco, aquellos que usan la política para desarrollar una gestión altamente delictiva, para exclusivo beneficio de sus pandilleros clanes familiares y económicos.