Buscar
22:15h. sábado, 25 de septiembre de 2021
revolución
Economía

¿Qué se oculta detrás de la pandemia mundial? El trabajo en la Cuarta Revolución Industrial,  Diego Lorca, Diego Pierdominici en ALAI

 

FRASE ALAI

Diego Lorca, Diego Pierdominici en ALAI, abordan lo que yo, Chema Tante, considero un tema gravísimo, desde hace años, que se ha recrudecido, con el advenimiento de la era de la informática. Con la revolución industrial, la llegada de las máquinas, que aliviaban el trabajo físico humano ya se planteó la gran pregunta ¿Quién se beneficiaría? ¿Quién aprovecharía el tiempo libre resultante? La lógica y la justicia indicaban que eso debería permitir la reducción de la jornada de trabajo, y que las clases trabajadoras disfrutarían de tiempo libre, que dedicar al ocio, a la formación, al estudio, al arte. Pero el capitalismo tenía y aplicó otros planes. Las máquinas sustituyeron a trabajadores y trabajadoras y las empresas se embolsaron el beneficio. Esta injusticia se ha elevado a la enésima potencia, con la tecnología informática. De eso escriben Lorca y Pierdominici en este artículo que recomienda Francisco Morote, de Attac Canarias, Y contra esto tiene que luchar la gente y deben oponerse los sindicatos. Los adelantos tecnológicos no son propiedad de las oligarquías, sino de la Humanidad.

Política
buena parte de la militancia de estos grupos o partidos ni siquiera saben de la existencia de Rojava

Debates sobre Rojava: Guillermo Martínez Cazón entrevista a Carlos Taibo en NUEVA REVOLUCIÓN y EULIXE (1ª y 2ª partes)

 

0FRASE TAIBO MARTÍNEZ

Guillermo Martínez Cazón entrevista a Carlos Taibo en NUEVA REVOLUCIÓN y EULIXE sobre una cuestión que debería concitar la solidaridad popular del planeta. La lucha de Rojava, no solamente por la emancipación, sino por una manera de organización social.

Economía

Turismo masivo. Cómo empobrece a las clases populares y subyuga a la economía nacional (1) Pablo Molejón en NUEVA REVOLUCIÓN. Y en Canarias, multiplicado, comenta Chema Tante

 

frase molejón tante

Aunque ya sé que no hay manera de que hagan nada los gobiernos títeres de los poderes económicos, no puede uno quedarse callado. El turismo masivo dé o no dé trabajo, es una barbaridad ecológica, social, comercial y, ahora, sanitaria. En todos lados, como explica Pablo Moleón en este artículo en NUEVA REVOLUCIÓN. Y en Canarias, multiplicado, como explico yo, Chema Tante, en mi comentario.