Buscar
06:28h. Sábado, 16 de Febrero de 2019
royo

El Tribunal Supremo como juez de conveniencia (Javier Pérez Royo en EL DIARIO)

 

FRASE ROYO

El coherente veterano militante socialista Antonio Aguado señala en EL DIARIO este rotundo artículo de Javier Pérez Royo. Hay que recordar que ni Aguado ni Pérez Royo son soberanistas, pero eso no les impide bregar por la libertad y por los derechos de la gente. Pérez Royo, prestigioso constitucionalista y -no me canso de repetirlo- prueba viva de que en el estado español existe una multitud de juristas con la debida preparación y el obligado sentido democrático, a pesar de que luego las cúpulas del Poder Judicial estén ocupadas por la morralla de la profesión. Y Pérez Royo demuestra que colocar el juicio a los y las independentistas catalanes en el Tribunal Supemo es otra de las arbitrariedades acostumbradas por esta Justicia burda, ignorante, prejuicista y fanatizada que luego acaba siempre haciendo el ridículo en las instancias europeas e internacionales.

Un 28F invertido (Javier Pérez Royo en EL DIARIO)

FRASE ROYO

En artículo en EL DIARIO, Javier Pérez Royo establece una imaginativa pero atinada analogía encontrada entre la catástrofe electoral de la izquierda en Andalucía este 1 D y los resultados del referéndum por el estatuto de autonomía, el 28 F de 1980. En el artículo, que señala el coherente veterano militante socialista Antonio Aguado, Pérez Royo dice además que la asociación entre ambos acontecimientos acusa un linea común, que se llama Cataluña. Y yo, Chema Tante, advierto de que, siendo cierta esta característica común, ello no significa que la cuestión catalana sea el desencadenante, como se ha querido hacer ver, del patrioterismo fanático españolista. Este sentimiento malsano existe porque la cerrilidad centralista se resiste a entender que el imperio español  hace tiempo que no existe.

 

Condenado a desaparecer (Javier Pérez Royo, en EL DIARIO)

 

 

frase royo

A mí Chema Tante, me priva que el coherente veterano militante socialista Antonio Aguado se haya empeñado los últimos tiempos en que no pasemos por alto los sólidos artículos de Javier Pérez Royo, en EL DIARIO. Aunque esta vez mi suspicacia me impida creer en que lo que Javier escribe con mucha razón. Porque, cuando se trata de política en esto que queda del imperio español, no hay razón ni lógica que valga. El partido mal llamado popular está, en efecto, podrido sin remedio por la corrupción. Pero eso no significa nada, para una masa de votantes enloquecidos por el fanatismo, un poder judicial seducido por la ideología y otros partidos encadenados por sus deudas con la banca, brazo armado del neoliberalismo. Ese partido popular puede seguir operando, mandando y perpetrando fechorías, por encima de todo sentido común.

El golpe de estado de José María Aznar (Javier Pérez Royo, en EL DIARIO)

FRASE ROYOEn el resto del estado, solamente caben dos modos de ver la fogalera montada en Cataluña: Por una parte, quienes sabemos que los millones (no se sabe cuántos, porque no dejan consultarlo) que quieren la independencia están ahí, quiérase o no; y por la otra quienes no quieren sino escacharles la cabeza a esos millones, siguiendo el ejemplo de sus antecesores, desde 1939, para acá. En este segunda tesitura está el desesperante Aznar, dispuesto a tirar contra todo lo que se mueva, como nos cuenta Javier Pérez Royo, en artículo señalado en EL DIARIO por el coherente veterano militante socialista Antonio Aguado. Mucho ojo con esto, porque la posición maximalista de Aznar es calcada de la de sus ancianos conmilitones de 1936. Nada nuevo, en este estado de nuestras desgracias.

El rey en Davos: una vergüenza nacional (Javier Pérez Royo en EL DIARIO)

 

foro davos world economic forum

frase javier

Con todo lo que está pasando en este estado de derecha español, la intervención de Felipe Borbón en Davos, rindiendo cuentas ante los auténticos reyes del mundo, no ha levantado mayores comentarios. Solamente por eso, ya tendría valor este artículo de Javier Pérez Royo que remarca Francisco Morote, de Attac Canarias en EL DIARIO. Pro es que, ademas, el distinguido constitucionalista llama la atención sobre el sesgo anticonstitucional de esa intervención. Un Jefe de Estado no electo no puede presentarse ante un foro como éste del WEF en Davos, en lugar del presidente del gobierno. Claro, añado yo, Chema Tante, que un tipo que no habla más que un español ininteligible no puede hablar en sitios como ese.

La imaginación de los jueces (Javier Pérez Royo, en EL DIARIO)

 

FRASE ROYO

Es cierto que el derecho es siempre un ejercicio de interpretación. Pero, claro, hay una gran diferencia entre las interpretaciones infectadas de rencor y prejuicio y las que se hacen desde el rigor y la lógica, como esta que expresa el distinguido constitucionalista Javier  Pérez Royo en EL DIARIO. Quien mire con imparcialidad las decisiones que toma la Justicia del estado español observará una incesante serie de disparates.

Esto no puede acabar bien nunca (Javier Pérez Royo)

 

oriol junqueras

frase royo

Quienes no tenemos conocimientos de derecho, pero sí tenemos ojos para ver los acontecimientos y leer  los documentos nos sumimos en la estupefacción -y en la indignación- ante el espectáculo de unos tribunales cuyos miembros, día tras día, dan muestras, o de ignorancia -cosa dudable- o de ceguera o de arbitrariedad. Unos tribunales cuyas decisiones muy a menudo parecen obedecer a la arbitrariedad, los prejuicios, la ideología o la sumisión a los poderes políticos o financieros, más que a la Justicia. En este artículo que señala en EL DIARIO Francisco Morote, de Attac Canarias, el prestigioso catedrático constitucionalista Javier Pérez Royo, tacha nada menos que de esperpéntica una decisión del Tribunal Supremo. En efecto, esto no puede terminar bien.

"Ojalá me equivoque, pero la reforma constitucional es casi imposible" (Javier Pérez Royo) "Sólo me comprometí a hablar sobre la reforma constitucional, no a hacerla" (Rajoy) Comenta Chema Tante

 

RAJOY SÁNCHEZ

javier pérez royoEL DIARIO publicaba hace unos días un artículo contundente del constitucionalista Javier Pérez Royo, explicando que la peor, la más grave carencia del sistema constitucional en este estado es la tremenda dificultad que ofrece para reformarla "Un país no se puede considerar que está constitucionalmente estabilizado hasta que no hace uso con normalidad del o de los procedimientos de reforma de la Constitución". Es que casi cada día hay que recordar que la sobadísima frase del dictador, aquello del "Todo atado y bien atado" era una verdad brutalmente prmonitoria.Este sistema -yo Chema Tante, no me cansaré de repetirlo- es la sublime, habilidosa CHEMA TANTEmanera en que la Dictadura se perpetuó, cambiando algo las formas, para parecer algo una democracia, pero manteniendo íntegra su esencia autoritaria y favorecedora de las clases poderosas. "Lo llaman democracia y no lo es" cantamos en las calles y plazas. Pero es lo único que se nos permite -a veces, ni eso- cantar. Porque este sistema te permite proclamar tus ideas. Pero que ni se te ocurra pretender materializar esas ideas. El PPero Rajoy, en otro excelso ejercicio de la retranca franquista, dice ahora que su promesa al psoeísta Sánchez de reformas constitucionalistas no fue tal. Dice el gallego en ejercicio que su compromiso fue "hablar de ella". Nos lo cuenta, por ejemplo, LIBERTAD DIGITAL. Fuerte sinvergüenza., el PPero Y fuerte tolete, el PsoEísta, que ya está tardando en oponerse de una vez, frontalmente, al gobierno. Claro que, para hacer eso, primero tendría que buscar los trescientos millones que le debe su partido a la banca. Porque en cuanto se desmanda, le mandan la factura.

No son presos políticos, pero lo parecen (Javier Pérez Royo)

 

javier pérez royoEn EL DIARIO, Javier Pérez Royo escribe sobre laa actitud poco democrática del gobierno de Rajoy en el conflicto catalá. El prestigioso constitucionalista dice, que de todas formas "no cree que pueda existir la más mínima duda de que España es un Estado democrático". Pues bien yo, Chema Tante, con todo el respeto que me merece, le digo a Javier que sí. Que yo tengo máximas dudas sobre un sistema en el que se demuestra la absoluta injerencia del ejecutivo en el judicial, cuyas autoridades son designadas a discreción por el gobierno. Un gobierno a su vez nombrado por un legislativo cuyas mayorías salen de unas elecciones irregulares, porque algunas campañas son pagadas con exageradas cantidades de dinero criminal. Tropieza de frente con mi concepto de democracia un sistema en el que hay gente, cuyos nombres todo el mundo conoce, con condenas o pendiente de ellas, en libertad, disfrutando a todo pasto de la pasta robada. Un sistema en el que la cuna o te emplea de por vida o te concede impunidad para que te busques la vida hurgando en las perras públicas. A medida que escribo se me va calentando el teclado, hasta decir, Javier, abre los ojos y declara también la verdad. Esta no es la democracia que nos vendieron.