Buscar
19:08h. Lunes, 17 de Junio de 2019
ruiz

Dimisión de Horst Köhler: un inesperado y duro golpe al proceso de paz en el Sahara Occidental (Carlos Ruiz Miguel en DESDE EL ATLÁNTICO)

 

RASE RUIZ

Luis Portillo Pasqual del Riquelme señala esta información comentada que hace Carlos Ruiz Miguel en DESDE EL ATLÁNTICO. Desde luego, la dimisión de Köhler es una mala noticia, porque sin duda retrasará todavía más la liberación del territorio del Sáhara Occidental y la devolución de la soberanía a su pueblo.

‘365 días de mujer rural’ - por Maite Ruiz

 

MAITE RUIZEl día 15 de octubre es el Día Internacional de la Mujer Rural. Pero cada día del año, la mujer rural canaria, junto con el resto de las más de 7 millones de mujeres que en nuestro país son rurales, se levanta al amanecer y empieza con trafagos que no acaban al caer el sol.

No es suficiente el caso de Grecia para olvidarnos de la austeridad (Ernesto Ruiz Ureta)

 

jesus please save greece

ERNESTO RUIZ URETAEn NUEVA TRIBUNA, Ernesto Ruiz Ureta retoma un tema que no puede olvidarse. Grecia. Porque Grecia ha sido el escenario del más patente fracaso del austeritarismo neoliberal pero, además, de la más cruel y arrogante acción de los jinetes del Apocalipsisi de la Troika. Es que Grecia demuestra que, al final, el auteritarismo no funciona ni siquiera para lo que busca, el enriquecimiento de las clases poderosas. Porque están enriqueciendose de dinero de humo, porque están construyendo un mundo financiero de tramoya.

¿Por qué hemos salvado a los bancos? (Ernesto Ruiz Ureta)

 

ERNESTO RUIZ URETAContundente artículo de Ernesto Ruiz Ureta, que seÑala en NUEVA TRIBUNA. La cuestión es la esperpéntica martingala que se ha montado la banca con la peregrina teoria de que su existencia es vital, esencial, para la vida financiera y que, por tanto, hay que mantenerlos, a todo trance. De esta manera, la banca puede hacer lo que le dé la gana con el dinero, sabiendo que siempre, siempre, se enjugarán sus pufos financieros con cargo al erario. Pero la verdad es otra. La verdad es que si los grandes bancos caen, la sociedad puede arbitrar muchas alternativas. La gran banca solamente es necesaria para mantener el esquema abusador de bancarización artificial de la vida cotidiana.