Buscar
07:37h. Lunes, 18 de noviembre de 2019
santiago
Política

Izquierda Socialista derrota a Felipe González, Santiago Aparicio en DIARIO 16 MEDITERRÁNEO

 

frase aparicio

Pedro Anatael Meneses señala e DIARIO 16 MEDITERRÁNEO este merecidamente ufano artículo de Santiago Aparicio sobre uno de los más gratificantes aspectos de los últimos acontecimientos políticos en este estado español. Merecidamente ufano, sí, porque Aparicio, como Meneses y como el resto de la gente esforzada de Izquierda Socialista, han mantenido en alto muchos años la dignidad de un partido que ha dado mucha lucha, mucho sufrimiento, mucha tortura, mucha prisión, mucho exilio y muchas vidas por el socialismo obrero de sus siglas. Porque gracias a esta gente de Izquierda Socialista, su partido puede ir a un pacto con otra organización de izquierdas con un programa que resiste, en términos de sensibilidad social, toda comparación con el que sea. Porque Izquierda Socialista, su gente, ha entendido siempre que la resistencia al neoliberalismo es una necesidad. Aparicio arremete contra una caterva de tipos que se pretenden "históricos" del PSOE. Y tiene razón para ello. La rigurosidad histórica en el PSOE, encarnada en la lealtad a los ideales con que nació el PSOE hace 140 años, la ha guardado con gallardía Izquierda Socialista. A mí, Chema Tante, me parece que si las mujeres y los hombres de Izquierda Socialista hubieran bajado los brazos, en este momento el partido no podría cerrar ningún acuerdo con otra organización de izquierdas. Y, por tanto, sí. En este momento histórico hay que celebrar esta victoria contra la hipocresía.baronil (y no hay ninguna falta ortográfica).

Economía

La deuda: un problema estructural. Santiago Carbó Valverde en EL PAÍS

 

FRASE CARBÓ

En EL PAÍS, Santiago Carbó comenta el que es síntoma clarísimo del deterioro global de la economía. El volumen no asumible de la Deuda. Una Deuda, Carbó no lo dice, pero es así, incrementada de manera ignominiosa por las malas maniobras de la corrupción. Y, para mayor desgracia, lo único que se le ocurre a los estúlticos teóricos del neoliberalismo que mangonean en gobiernos y en el FMI, para aliviar esta terrible situación, es, de nuevo, el recorte del gasto público. En lugar de una auditoria que normalice la Deuda y que haga a los responsables responder del desaguisado, otra vez, que la gente pobre pague la factura.