Buscar
07:55h. Viernes, 26 de Abril de 2019
sanz

Sin encuestas, pero con Sandro Rosell y Coripe (Domingo Sanz en INICIATIVA DEBATE)

 

FRASE SANZ 2

Domingo Sanz, en INICIATIVA DEBATE, insiste en la desesperación de la derecha, ante los pronósticos electorales, y la asocia con la noticia de la absolución de Sandro Rosell, por falta de pruebas, después de haber sido sometido a prisión preventiva durante dos años. Otra oportunidad para reflexionar sobre cómo puede existir un sistema de Justicia que permite a una persona, juez o jueza, decidir sobre la suerte de alguien, sin pruebas, como se ha demostrado, y que no pase nada.

Encuestas contra el pánico, el debate y Coripe (Domingo Sanz en LAS REPÚBLICAS)

FRASE SANZ

Desde LAS REPÚBLICAS, Domingo Sanz comenta el desespero de una derecha, ésta tricéfala que sufrimos, ante los resultados demoscópicos. En todo caso, hay que recordar que solamente votando decididamente se podrá conjurar el riesgo de sufrir un recrudecimiento del franquismo. Sanz no olvida referirse a esa animalada que hicieron contra la figura de Puigdemonto en un pueblo cuyo nombre no recuerdo ni me importa.

República en Catalunya o República en España (Domingo Sanz en LAS REPÚBLICAS)

 

FRASE SANZ

"Alguna república es inevitable", dice el propio Domingo Sanz al presentar este artículo suyo en LAS REPÚBLICAS. Y yo, Chema Tante, coincido, tanto con la información, como con las conclusiones del texto. Sanz hace un espléndido ejercicio de análisis, partiendo de siete evidencias indiscutibles, por mucho que las mentes cerradas del centralismo imperial español se empeñe en negarlo. De este cerril imperialismo, por la parte de la derecha, no se puede esperar mucho, pero las izquierdas del estado español deberían asumir de una vez la realidad.

Preguntas del CIS que conviene investigar (Domingo Sanz en INICIATIVA DEBATE)

 

FRASE SANZ

Yo, Chema tante, mucho me temo que Domingo Sanz, a pesar de estar más acompañado de razón que el santo del cuento, no tendrá mucho éxito en las admoniciones que encierran las conclusiones de este artículo suyo en INICIATIVA DEBATE. Sanz inicia la andadura argumental reflexionando sobre los nada misteriosos criterios que maneja el equipo técnico del CIS para elegir las preguntas que plantea y las cuestiones que mide. Es sabido que desde siempre "gobierne quien gobierne", que dicen los puretas, el CIS no investiga sobre nada que pueda irritar o lesionar los intereses del gobierno, de la monarquía o de los poderes económicos. Sanz se extiende en análisis sobre el alcance de la nueva pregunta (en mi opinión, inane) que el CIS ha agregado a su instrumento. La que inquiere sobre la influencia de la tensión entre Cataluña y el estado en la intención de voto. Pero lo importante, insisto, es la conclusión. Sanz, profesional del ramo, lamenta la distorsión que el CIS sufre en su gestión científica. Y es verdad. El CIS se ha dejado tentar para convertirse en una suerte de bola de cristal pronosticadora de resultados electorales, desertando de su verdadera función, que es la de pulsar el estado de opinión y las actitudes de la población, para ofrecer elementos de juicio a la gente responsable de la política. Claro que también hay que añadir que, en buena parte, a esta gente responsable de la política y de la gobernanza, lo que piensa. hace y quiere la población, le tiene sin cuidado.  A esta gente, lo único que le importa es como puede -fake news mediante- atraer el voto a su papeleta. Y después de las elecciones, ojos que te vieron dir...

Fake news 2. Caso práctico sometido a la ley (Domingo Sanz en INICIATIVA DEBATE)

 

FRASE SANZ

Hace pocos días, Domingo Sanz cavilaba sobre ese cáncer de la democracia que son las noticias falsas, las llamadas ahora Fake News. Ahora, otra vez en INICIATIVA DEBATE vuelve a la carga. Y tiene mucha razón, porque hay que insistir en que las elecciones, que ya estaban viciadas por leyes obstruccionistas y discriminatorias, distorsionadas por el poder del dinero en la comunicación, se han encontrado ahora con esta infección total que suponen las noticias falsas, construidas a conciencia, apoyadas en estudios sociológicos de turbios orígenes. Y el problema se agudiza porque, como nos cuenta Sanz, no hay voluntad para poner coto desde la ley. El artículo que nos ocupa -y preocupa- recuerda que ya está vigente la Ley CODIPE, o Ley Contra el Desprestigio Injustificado de la Política Española y se apoya en declaraciones y actuaciones de ese tipo nefasto, Serrano, líder del nefasto partido vox, sobre las falaces informaciones que vomita la horda voxera, en cuanto a las supuestas denuncias de mujeres que -dicen- se inventan agresiones. Claro que Sanz también resalta como la tal CODIPE, aunque exista no es más que una justificación cínica más, porque, digo yo, Chema Tante, esta gente aplica la máxima de que las leyes, cuando no interesan, están para transgredirse.