Buscar
15:01h. Martes, 21 de Mayo de 2019
sanz

República en Catalunya o República en España (Domingo Sanz en LAS REPÚBLICAS)

 

FRASE SANZ

"Alguna república es inevitable", dice el propio Domingo Sanz al presentar este artículo suyo en LAS REPÚBLICAS. Y yo, Chema Tante, coincido, tanto con la información, como con las conclusiones del texto. Sanz hace un espléndido ejercicio de análisis, partiendo de siete evidencias indiscutibles, por mucho que las mentes cerradas del centralismo imperial español se empeñe en negarlo. De este cerril imperialismo, por la parte de la derecha, no se puede esperar mucho, pero las izquierdas del estado español deberían asumir de una vez la realidad.

Preguntas del CIS que conviene investigar (Domingo Sanz en INICIATIVA DEBATE)

 

FRASE SANZ

Yo, Chema tante, mucho me temo que Domingo Sanz, a pesar de estar más acompañado de razón que el santo del cuento, no tendrá mucho éxito en las admoniciones que encierran las conclusiones de este artículo suyo en INICIATIVA DEBATE. Sanz inicia la andadura argumental reflexionando sobre los nada misteriosos criterios que maneja el equipo técnico del CIS para elegir las preguntas que plantea y las cuestiones que mide. Es sabido que desde siempre "gobierne quien gobierne", que dicen los puretas, el CIS no investiga sobre nada que pueda irritar o lesionar los intereses del gobierno, de la monarquía o de los poderes económicos. Sanz se extiende en análisis sobre el alcance de la nueva pregunta (en mi opinión, inane) que el CIS ha agregado a su instrumento. La que inquiere sobre la influencia de la tensión entre Cataluña y el estado en la intención de voto. Pero lo importante, insisto, es la conclusión. Sanz, profesional del ramo, lamenta la distorsión que el CIS sufre en su gestión científica. Y es verdad. El CIS se ha dejado tentar para convertirse en una suerte de bola de cristal pronosticadora de resultados electorales, desertando de su verdadera función, que es la de pulsar el estado de opinión y las actitudes de la población, para ofrecer elementos de juicio a la gente responsable de la política. Claro que también hay que añadir que, en buena parte, a esta gente responsable de la política y de la gobernanza, lo que piensa. hace y quiere la población, le tiene sin cuidado.  A esta gente, lo único que le importa es como puede -fake news mediante- atraer el voto a su papeleta. Y después de las elecciones, ojos que te vieron dir...

Fake news 2. Caso práctico sometido a la ley (Domingo Sanz en INICIATIVA DEBATE)

 

FRASE SANZ

Hace pocos días, Domingo Sanz cavilaba sobre ese cáncer de la democracia que son las noticias falsas, las llamadas ahora Fake News. Ahora, otra vez en INICIATIVA DEBATE vuelve a la carga. Y tiene mucha razón, porque hay que insistir en que las elecciones, que ya estaban viciadas por leyes obstruccionistas y discriminatorias, distorsionadas por el poder del dinero en la comunicación, se han encontrado ahora con esta infección total que suponen las noticias falsas, construidas a conciencia, apoyadas en estudios sociológicos de turbios orígenes. Y el problema se agudiza porque, como nos cuenta Sanz, no hay voluntad para poner coto desde la ley. El artículo que nos ocupa -y preocupa- recuerda que ya está vigente la Ley CODIPE, o Ley Contra el Desprestigio Injustificado de la Política Española y se apoya en declaraciones y actuaciones de ese tipo nefasto, Serrano, líder del nefasto partido vox, sobre las falaces informaciones que vomita la horda voxera, en cuanto a las supuestas denuncias de mujeres que -dicen- se inventan agresiones. Claro que Sanz también resalta como la tal CODIPE, aunque exista no es más que una justificación cínica más, porque, digo yo, Chema Tante, esta gente aplica la máxima de que las leyes, cuando no interesan, están para transgredirse.

Fake news y sancionar ya la mentira en política (Domingo Sanz en INICIATIVA DEBATE)

 

frase sanz

En efecto, acierta Domingo Sanz, al considerar que el tremendo problema de las Fake News, las noticias intoxicantes difundidas a conciencia con malas intenciones, es transversal. Como sostiene Sanz en este artículo en INICIATIVA DEBATE, a su maldad moral intrínseca, las noticias falsas añaden el funesto efecto que producen, al influir perversamente en la intención de voto y acción de la gente. En definitiva, estamos tratando de la esencia de la democracia. Cuando esas personas enteradas que nunca faltan apelan a la virtud del voto, es obligado reflexionar que ya la autoridad de las mayorías queda cuestionada, porque se ha demostrado que las masas están siendo influidas engañosamente. Sin duda, un desastre que lleva mucho tiempo existiendo, pero que en estos tiempos ha adquirido dimensiones pavorosas. Las informaciones que se van conociendo sobre las elecciones que entronizaron en USA a Trump, sobre la manera en que el Brexit ganó merced a las noticias mentirosas o, en Andalucía, sobre los votos cosechados por la derecha galopando sobre burdas trolas, no son sino estrepitosos botones de muestra de la catástrofe democrática que supone que la mentira sea quien se lleve los votos. Sanz apunta claves para levantar un debate en torno a la manera de enfrentarse a tamaño atentado democrático, reprimiendo legalmente (pero, sobre todo, inmediatamente) las mentiras. Por eso, este artículo es de lectura altamente recomendable.

Tengo la cabeza llena de jueces… y de Villarejo (Domingo Sanz en INICIATIVA DEBATE)

 

FRASE SANZ

Domingo Sanz, en este artículo que ofrece en INICIATIVA DEBATE, demuestra que su cabeza, a pesar de estar ahíta, como la de tanta gente más, de los acontecimientos judiciales vergonzosos, tiene tiempo, ganas y capacidad para mandar un muy merecido regaño a esta caterva de juezas y jueces que con su protervo y peculiar y venal sentido de la administración de Justicia, tanto daño hacen, no a la  democracia, porque no se puede dañar lo que no existe, pero sí a la posibilidad de obtenerla algún día. Juezas y jueces que practican el mal, la arbitrariedad, el fanatismo, la intolerancia, que no son la totalidad, claro, ni siquiera la mayoría, pero sí un buen número, con funestos resultados. De la convivencia y la paz entre territorios, a la igualdad de genero o social, pasando por el amparo a la gente desafortunada o amenazada, estas juezas y jueces nos están jeringando. Y concluye Sanz bendiciendo la gestión -así sea la de un gato panza arriba- de Villarejo sacando a la luz tanta vergüenza. Justicia del estado español, expuesta al rídiculo en todas las instancias internacionales y también dentro de este estado heredado de Franco. "En pelota picada", como dice Sanz.