Buscar
01:25h. Domingo, 26 de Mayo de 2019
solamente

El desastre de Miguel Ángel Ramírez no es solamente en la Unión Deportiva. Sus ruindades empresariales son peores

 

frase MAR

Está magua la afición amarilla (uy, lo que he dicho) porque la faraónica gestión de su presidente propietario ha llevado a la Unión Deportiva a la Segunda División. A mí, Chema Tante, eso bastante que no me importa, salvo en lo que tiene que ver con la banderita tú eres roja, banderita tu eres gualda. Pero lo del granuja Miguel Ángel Ramírez, delincuente convicto indultado por sus colegas de la infamia Ppera, tiene una faceta mucho más deplorable. Lo de sus empleadas y empleados, a quienes no paga, a quienes ha mantenido en unas condiciones laborales abusivas. Este tipejo es repugnante, por donde quiera que se le mire. Un auténtic paradigma de la incapaz gente que dirige las empresas y la política en Canarias. Juan García Luján señala en YOUTUBE este esclarecedor vídeo, que lo dice todo. ¡Ramírez, tolete, paga y vete!

Solamente el Pp español vota a favor de mantener el Impuesto al Sol en el Europarlamento

 

AUTOCONSUMO

La barbaridad de reprimir la autogeneración de energía para el propio consumo es la manera neoliberal de neutralizar una de las ventajas de las tecnologías limpias: la democratización. La turba tecnócrata neoliberal sabe perfectamente que las renovables son la única forma lógica de obtener la energía. Pero se resisten a que se pierda el negocio. Por eso quieren impedir que cualquiera pueda producir directamente la electricidad que consume, algo que ya permite la tecnología. Sin embargo, esta táctica es tan monstruosa que en Europa nadie apoya que se mantengan las trabas fiscales a la generación privada. Nadie, salvo la horda cavernaria del partido español llamado popular. Vean la información en CINCO DÍAS

Eduardo Garzón: “Si nos basamos solamente en términos capitalistas solo puede ser rentable lo privado”

 

eduardo garzón

tilo schäferTilo Schäfer le hace al ilistre economista Eduardo Garzón esta valiosa entrevista en LA MAREA. Grazón insiste en la ardua brega de desmontar las tesis que el neoliberalismo ha conseguido implantar en el conocimiento generalizado, como si fueran tesis irrebatibles de la ciencia económica. Son esas tesis que luego permiten a farsantes como Montoro, Guindos o el genuflexo Clavijo ponerse inaguantablemente paternalistas, acusando de ignorantes a quienes sostenemos que mantener los privilegios a las grandes empresas y fortunas, además de ser injusto, es antieconómico. Conceptos como el PIB o el déficit público son analizados con claridad en la entrevista.

La puntita solamente - por Álvaro Felipe Hernández

 

álvaro felipeCautivo y desarmado el socialismo que habitaba en el Partido Socialista, una vez desaparecido todo tufillo a socialismo y a obrero de sus sedes, reducida su “O” de “Obrero” a una sigla molesta y a un estigma del pasado que hay que dejar por aquello del copyright, el P$OE se enfrenta a su putrefacción con la voluntad de sus bases secuestrada por quienes supieron encontrar su echadero vital en el sistema.

Éxito en toda la línea de las medidas neoliberales: no solamente el paro no baja, sino que el empleo se precariza

Mucha razón tiene el diabólico Rajoy, cuando dice: “Estoy muy contento, las cosas van bien”. Lo mismo que Paulino, que ve "positivos los datos de la EPA". Claro que les van bien. a ellos y a su gente. Claro que son positivos, para sus intenciones. El paro no baja: lo que hay es menos gente en disposición de trabajar. En cada ocasión en que se conocen datos sobre el paro, tanto del paro registrado, como de la encuesta de población activa, tropezamos en el mismio guineo: la gente del Pp, allá y la de Cc y del PsoE acá, restregándonos por los besos sus crueles mentiras de costumbe: "estamos en la buena dirección" "las cosas se están haciendo bien" "Canarias enfrenta un futuro brillante". Pero no es verdad, claro que no es verdad. Pero, por mucho que nos duela, todo esto no significa un fracaso de las medidas neoliberales. Todo lo contrario: han conseguido lo que buscaban: condenar a la miseria a una buena parte de la población, utilizar esa miseria como chantaje para mayoritaria parte y conseguir de esta manera que los de abajo trabajen cada vez con menos derechos, con mayor esfuerzo y por menos dinero, en silencio y sumisión, al servicio de los de arriba.