Buscar
14:56h. domingo, 22 de mayo de 2022
tenderete
Política

Clara mejora cualitativa de Cc: del bocata'mortadela al almuerzo completo, con tenderete

Venga a comer con Paulino, paga el ayuntamiento

Ya saben que el rumbo proa al marisco de la coalición nada canaria es más que evidente. Y con ello, se eclipsa la estrella de Paulino, que ve peligrar su tercera candidatura a que una derrota electoral le encarame otra vez al gobierno. Paulino observa que se le acaban las oportunidades de codearse con la realeza, de favorecer a las empresas amigas y de viajar por el mundo en primera, echándoselas de hombre de estado. Porque estas son, por su orden de importancia, las tres prioridades de este velillo, negado por las urnas y por su incapacidad, para ser presidente y que, sin embargo, lo es. Para nuestra desgracia. Pero Paulino no se resigna a su suerte y ha encargado a sus secuaces del partido, nuevas estrategias electorales. Paulino, pleno de ideas innovadoras de progreso, ha pasado del noble bocadillo de mortadela, al emboste meridiano, con su festejo posterior y adecuado bailongo, organizado por el alcalde de Fuencaliente, Gregorio Alonso, como nos cuenta Víctor Martín en EL DÍA.. Esto se lo habrá recomendado a Paulino su escudero Javier, cuyo intelecto no da para más.

Cultura

Tenderete, 43 años Marisol Ayala

Con la lógica y nostalgica lagrimilla, me emociono leyendo este artículo en el que Marisol Ayala, desde LA PROVINCIA y su blog personal, nos recuerda que ya han pasado 43 años desde aquellos tiempos increíbles de EL POLLO DORADO. (Y LAS GAVIOTAS, añado yo). 

Política

Paulino de tenderete en Berlín y dale con las tasas aerportuarias

Todas las madrugadas este hombre me da otro motivo para el envenenamiento. Ahora está en Berlín, en otra de esas ferias de turismo, que son o deberían ser, jornadas profesionales, para que los y las profesionales del ramo hagan sus contactos y cierren sus negocios. Y ya me dirán qué pitos toca Paulino que no es profesional más que de conseguir cargos sin ganar elecciones, entre profesionales del turismo. Pero poco le importa eso a Paulino. Lo que el quiere, como siempre, es figurar. Echárselas, aparecer como un gran hombre de estado. Mientras tanto, les invito a ustedes a hacer cuentas. De cánta gente ´paniaguada acompañó a Paulino en su gira berlinesa, de cuántas estrellas  tendrían los hoteles en que se alojaron, de cuántos tenedores, los restaurantes de los papeos y de cuánto habará costado todo eso, acumulado a las perras estalladas en pasajes en primera y cochitos de lujo...
Y lo único que consigue es hacer el ridículo y poner a Canarias en ridículo. Y vuelve con el triste caso de las tasas aeroportuarias. Y sigue con la falacia del número de turistas.