Buscar
21:36h. Martes, 25 de febrero de 2020
traicion
Firmas

La Traición - por Álvaro Felipe Hernández

 

álvaro felipe

El otoño caía rabioso sobre Santa Cruz cuando le dieron caza todos los desánimos, uno a uno fueron entrado por sus poros para traerle toda la tristeza del universo, para clavarse como una alfiler en los días pasados. Sintió el dolor de una saeta ponzoñosa que le desgarraba la memoria sin, al menos, asesinarle los recuerdos.

Política

La traición española al Sahara Occidental cumple 40 años (y la traición continúa) (Iker Armentia)

En EL DIARIO, Iker Armentia recuerda que el calvario saharui continúa, bajo la bota de las tropas de ocupación marroquíes con la colaboración aleve del gobierno dele estado español. Un estado que deserta de su deber, como potencia a la que corresponde cumplir el mandato de la ONU de transferir la soberanía del territorio a quien le corresponde, al pueblo saharui.

Política

Hablar es ya delito y sentarse, traición, Raquel Ejerique, en EL DIARIO

 

FRASE EJERIQUE

Magnífico artículo, claro, riguroso, constructivo y contundente, dice con tino el coherente veterano militante socialista Antonio Aguado cuando recomienda el texto de Raquel Ejerique en EL DIARIO. El asunto es de vital trascendencia en este momento de agrios enfrentamientos territoriales en el estado español. Tanto yo, Chema Tante, independentista irreductible, como Aguado, que no lo es ni de lejos y no por eso es menos canario, coincidimos con Ejerique en que solamente con el diálogo se arregla este problema. Pero, tanto en el lado del nacionalismo español como por el del catalán, hay partes  que rechazan este diálogo y acusan de traidor o 'botifler' a quien ose proponerlo. Yo, aunque reconozco mi parcialidad, creo que esta beligerancia, en la orilla catalana, obedece a la intransigencia hostil del centralismo. Pero ni ello ni nada  justifica a nadie negarse a buscar soluciones negociadas. Porque es la única manera de conjurar la catástrofe. Ahora bien, si el centralismo imperial español sigue negándose -parapetado en una Constitución obsoleta y encima, mal interpretada- a ese ¿Hablamos? que tanto estamos pidiendo, estará provocando, si no legitimando, las protestas masivas ciudadanas que se están produciendo y que no pararán, por muchas patadas y porrazos que se propinen.

Política

Crisis catalana: La prudencia y el realismo no son traición (Joan del Alcázar en COLLOQUI y en la página de Attac Canarias)

 

FRASE ALCÁZAR

Yo, Chema Tante, soberanista canario, deseo como quien más que al fín lo que va quedando del imperio español asuma las realidades de los diferentes pueblos que aún estamos ahí.. Soy independentista, no por capricho, sino por considerar que la única solución de libertad es que cada pueblo decida por sí mismo su destino. Pero también tengo claro que eso solamente se consigue cuando una mayoría determinante de la gente opine lo mismo. De momento, el gran problema es la tremenda división de criterios que existe, en todo el estado español y en las diferentes naciones ancladas en esa entidad administrativa. Esto es válido en Canarias, donde el soberanismo es minoría tanto como en Cataluña, donde yo creo que es mayoría, pero todavía no decisoria. Claro  que esto es una pura entelequia, porque, como no dejan hacer una consulta en condiciones, es imposible conocer con exactitud el estado de opinión. En todo caso, creo que vale la pena reflexionar en el sentido que apunta Joan del Alcázar, en este valioso artículo que señala Francisco Morote, de Attac Canarias, en COLLOQUI y en la página de la propia Attac Canarias. Joan parte de la conocida proclama de Jordi Carbonell: "Que la prudencia no nos haga traidores", a la que retruca con una reflexión de Kepa Aulestia.que llama al realismo. Yo, de lo que estoy convencido es de que la tremenda fogalera prendida por el soberanismo catalán ha sacado los problemas a la luz y solamente con diálogo  y prudencia se obtendrán las soluciones. Por supuesto, con el "a por ellos" y piolines, no hay nada que hacer. Pero claro, a la gente desaprensiva ppera, ciudadanera y voxera, lo que le interesa es el escándalo. Y es obvio que si a este gentuallo le viene bien el conflicto, el soberanismo necesita comprensión y diálogo.

Política

Aniversario de la traición española ( Bachir Ahmed Aomar)

 

FELIPE TRAIDOR AL SÁHARA

Felipe González firmando un acuerdo con el Frente Polisario en 1976, apoyando a la República Árabe Saharaui Democrática.

bachir ahmed aomarEl SOMOS NADIE de Juan García Luján se honra, en este nuevo aniversario de la vergüenza española en el Sáhara, con este artículo de Bachir Ahmed Aomar, periodista canario-saharaui, apóstol incansable de la causa del pueblo que, ademas de hermano -como todos los demás- es el vecino más próximo que tenemos las y los canarii. Porque yo, Chema Tante, proclamo que, por mucho que les pese al sátrapa de Rabat y a sus amigos españoles encabezados por el traidor Felipe, el Sáhara no es Marruecos. Y que el pueblo canario no debe olvidar que en noviembre de 1975, el gobierno español entregó alevosamente la administración del territorio -que no la soberanía- a Marruecos y Mauritania. Y que el imperio marroquí ocupa el territorio, atropellando las decisiones de Naciones Unidas que ha declarado repetidamente que la soberanía del Sáhara pertenece al pueblo saharaui. Y que la comunidad internacional, con el estado español y la Unión Europea en primer lugar, asiste impávida al saqueo por Marruecos del patrimonio de nuestro pueblo hermano y vecino. España, en noviembre de 1975, entregó inerme a las y los saharauis a Marruecos y se manchó, de nuevo, de vergüenza.

UNKNOWN

La corrupción como traición a la comunidad por Federico Aguilera Klink

FEDERICO AGUILERA KLINKNota de Chema Tante: Recomiendo vivamente la lectura de este ensayo que el profesor Federico Aguilera Klink tiene la bondad de permitirme publicar y del que ya tuve el honor de ofrecer una versión resumida. En tiempos en que la generalización de la corrupción nos embota la sensibilidad ante una ruindad que se ha vuelto cotidiana, este texto nos recuerda que la gravedad de este fenómeno delictivo se refleja en varias facetas. Y que la más perjudicial y abominable de ellas no es ni siquiera la económica, sino la social. No es el saqueo de dinero lo más dañino, tampoco el mal directo que se causa a la actividad productiva, sino el desánimo social, el desgaste ético que genera el espectáculo de una gente que considera el enriquecimiento como un valor único. 

Firmas

La traición a la comunidad como la corrupción más profunda - por Federico Aguilera Klink

FEDERICO AGUILERA KLINKTodos los días estamos viendo nuevos casos de corrupción. El catálogo es muy variado,  se amplía continuamente y no salimos de nuestro asombro. Sin embargo, este enorme y variado catálogo actúa como una barrera que nos impide ver con claridad la corrupción más profunda y más importante que consiste en cómo los gobiernos y parlamentos traicionan de manera habitual al bienestar de la comunidad, es decir, al interés general o al interés público al ponerse al servicio, mediante la toma de decisiones y la aprobación de leyes, de los principales intereses financieros y empresariales.

Firmas

La traición de Clavijo (y el papelón del PSOE) a La Laguna - por Santiago Pérez

santiago pérezEl Parlamento de Canarias acaba de rechazar la toma en consideración de la Proposición de Ley en defensa del suelo Agrícola y de la Autonomía de La Laguna. La conducta del Sr. Clavijo en todo este proceso, votando a favor de la Proposición de Ley como alcalde de La Laguna y oponiéndose a la misma como presidente del Gobierno y como líder de Coalición Canaria, es simplemente incalificable.

Firmas

El Tercer Memorándum: ¿traición de Tsipras o guerra de posiciones? - `por Armando Fernández Steinko

La situación creada en Grecia tras la aceptación, por parte del gobierno de Syriza, del Tercer Memorandum (3.M) ha generado una gran inseguridad, incluso decepción entre amplios sectores de la izquierda. Las expectativas de ruptura con las políticas neoliberales era muy altas en julio de 2015 tras el triunfo del no al referéndum, espectativas que se desinflaron cuando el presidente de Syriza se vio obligado a firmarlo a pesar de que incluía el traspaso de algunas de las líneas rojas trazadas en enero por el propio Tsipras.