Buscar
15:48h. martes, 19 de octubre de 2021
uruguayo
Cultura

Hay un sitio para mí en la fila (Pepe el Uruguayo)

 

pepe el uruguayoPepe el Uruguayo, ese tipo estupendo que en el siglo se llama José de León, infatigable luchador por la sostenibilidad y a felicidad de estas islas, cumplió antier sesenta leñazos. Y se le juntó una tonga de amigos y amigas para festejarlo adecuadamente. No había remedio y el hombre tuvo que improvisar y largarle sus palabras a la jarca. Chiquita improvisación. Gracias a Juan García Luján, que no olvida sus mañas de reportero y trascribió la alegantina de Pepe en su SOMOS NADIE, podemos emocionarnos también. La esperanza de estas desafortunadas islas es que esa lista en la que Pepe el Uruguayo reclama su puesto, es larga cual tirijala y buena como el pan de Agüimes.

Firmas

Los debates postergados del progresismo uruguayo. La sacralizada democracia - por Emilio Cafassi

El ex presidente uruguayo Julio María Sanguinetti no desaprovechó un reportaje en la WebTV del diario “El Observador” de esta semana para subrayar y consecuentemente convalidar una de las conclusiones que extraje el pasado domingo en este medio: la creciente aquiescencia de un sector significativo del Frente Amplio (FA) para con el régimen político liberal-fiduciario y los intentos de la derecha de profundizar la potencial incomodidad en el universo frentista.