Buscar
jueves, 30 de mayo de 2024 08:03h.

20 A En Canarias contra un modelo capitalista que expolia nuestra tierra, nos sobreexplota y empobrece - ANTICAPITALISTAS CANARIAS

 

FR AC

20 A

ECanarias contra un modelo capitalista que expolia nuestra tierra, nos sobreexplota y empobrece

ANTICAPITALISTAS CANARIAS *

 

Se han puesto en marcha movilizaciones de carácter ecosocial a lo largo de todo el Archipiélago canario para el 20 de abril convocadas por diversos grupos ecologistas y sociales y por la comunidad canaria en el exterior, en varias ciudades europeas para enfrentar la sobre explotación turística de las islas. Además, la reciente reanudación unilateral de las obras por las empresas afectadas de dos proyectos paralizados por la lucha popular, el de Cuna del Alma en El Puertito de Adeje junto con las del hotel de la playa de la Tejita, llevó a activistas a emprender una huelga de hambre, exigiendo su paralización definitiva. Estos hechos coinciden con el cambio de gobierno en Canarias, proclive a favorecer la puesta en marcha de estos proyectos. El presidente Fernando Clavijo considera una extorsión la legítima huelga de hambre, derivada precisamente de su acción política al servicio de intereses capitalistas y de la trama corrupta político empresarial.

Una economía al servicio de las transnacionales capitalistas

La economía de Canarias empezó a girar en torno al turismo hace más de 50 años, pasando de la agricultura para la exportación a ser destino turístico. A partir de la década de los 60 la expansión económica europea favoreció el desarrollo del turismo en las islas Un plan promovido por la propia burguesía canaria con lazos históricos con el capital transnacional, pone las bases de ese nuevo modelo. De hecho se pretende que el turismo siga creciendo hasta las 700.000 plazas alojativas, se construyen nuevos hoteles por todas las islas, co el objetivo de alcanzar los 23 millones de turistas anuales; un tercio más de los que se recibe en estos momentos.

Las Islas se han convertido en una de los territorios más densamente poblados de la Unión Europea y recibió unos 13 millones de turistas en año 2019, casi 17 millones en el 2017. Canarias es un territorio donde desde las políticas públicas se apuesta por el modelo turístico que se ha demostrado que nos lleva a la mayoría de la población canaria a ser una de las más pobres del Estado, con uno de los mayores índices de paro y de trabajo precario.

En las islas se lleva a cabo una importante extracción de plusvalía para el capital por medio de la explotación asalariada en este territorio insular que lo hacen especialmente atractivo a los inversores capitalistas locales y foráneos. El presidente del gobierno de Canarias Fernando Clavijo ha expuesto en foros internacionales a Canarias como una tierra de oportunidades para el capital por la baja fiscalidad y los bajos costes laborales. Pretenden que la mayoría vivamos para el turismo, con nuestros trabajos mal pagados, precarios, penosos en muchos casos por las cargas de trabajo. Todo para mejor gloria y beneficio de hoteleros, constructoras, tour operadores, multinacionales del comercio o del ocio.

La economía canaria está al servicio total de las multinacionales capitalistas. Siglos de monocultivos de exportación han sido continuados por un modelo económico que nos hace dependientes del exterior, sobreexplota nuestra naturaleza, recursos y trabajo. Los distintos gobiernos de Canarias priorizan ese modelo, subvencionando con dinero publico la oferta turística de las islas. Canarias se ha convertido en un importante espacio de acumulación capitalista en los últimos años, ha crecido de forma exponencial desde que se construyeran infraestructuras que han permitido acercar el destino a visitantes de cualquier país europeo o del mundo, convirtiéndose así en una de las referencias internacionales en este campo. En Canarias crece el PIB pero no lo hace la renta pér capita y la mayoría de salarios están muy por debajo de la media estatal.

La vigente Ley del Suelo de Canarias, aprobada hace dos mandato atrás con Coalición Canaria, fue mantenida por el llamado gobierno progresista del Pacto de las Flores (PSOE-NC-Podemos-ASG),e incluida en las bases del acuerdo del gobierno. La referida Ley del Suelo supone una desregulación y flexibilización de los trámites urbanísticos, facilita la urbanización de núcleos rurales y puede agilizar la tramitación de proyectos que las instancias insulares declaren de interés general en cada una de las islas del archipiélago canario. Obviamente el actual gobierno mantiene esa Ley en vigor.

Una crisis ecológica, climática y social amenaza las islas

Desde Canarias se contribuye al cambio climático, entre otras razones porque se mantiene la defensa a ultranza del modelo extractivista basado en el turismo. Una aportación a la emisión de gases que contribuyen al calentamiento global es una constante en las islas. Los aeropuertos internacionales de las islas acercan acercan a las islas los actuales 28 millones de largos y contaminantes trayectos aéreos, a los que se le pretende añadir otros 13 a 18,

A ello hay que añadir, la preponderancia en las islas como forma de desplazamiento de la población de forma preferente y masiva del vehículo particular, de lo que se benefician los importadores de coches y que genera un gran consumo de energía de fuentes fósiles. Solo en la isla de Tenerife que tiene una población cercana al millón de habitantes, hay  un millón de vehículos automóviles. Se sigue construyendo en las islas, nuevas carreteras y autopistas cuyo efecto inmediato es que incentiva el uso del vehículo individual.

Asimismo, frente a ese auténtico consorcio energético privado, conformado necesitamos combatir la emergencia climática también desde Canarias, con una política energética basada en las energías limpias, pero que esté fuera de las manos de las compañías eléctricas como Endesa, de la multinacional Red Eléctrica Española y que sean gestionadas desde una empresa pública, para poner en marcha la soberanía energética en las islas.

Ello les ha facilitado un gran crecimiento urbanístico a lo largo de la costa, la aparición de nuevas ciudades donde antes apenas había unos pueblos de pescadores, la proliferación de una amplia oferta de ocio y al mismo tiempo, nuevas posibilidades para el capital de obtener mayores ganancias. Este modelo contribuye a incrementar la dependencia del exterior. El turismo es uno de los sectores más frágiles, de los primeros en caer frente a crisis económicas o sanitarias. Deberíamos haberlo aprendido con la pandemia, en la que Canarias tuvo sus hoteles vacíos, y hubo que recurrir a subsidios públicos.

En Canarias se vienen dando luchas significativas en contra de la turistificación sin límites desde hace muchos años como la ampliación del muelle de Agaete en Gran Canaria, la defensa de la Montaña de Tindaya y la no construcción del DreanLands en Fuerteventura, el Radar y la Lanzadera espacial en El Hierro o el rechazo al macro puerto de Fonsalía en Tenerife, entre otras.

Canarias, con la mayor biodiversidad del estado español, en riesgo de extinguir especies únicas en el planeta. La introducción de especies invasoras, la presión humana y el cambio climático amenazan un territorio con cuatro parques nacionales, siete reservas de la Biosfera y 146 espacios protegidos.

Hay alternativas al actual modelo económico y social

Desde Anticapitalistas Canarias consideramos necesario levantar alternativas que enfrenten la expoliación y explotación capitalista del territorio, de recursos y del trabajo en clave ecosocialista. En Canarias la lucha en defensa del medioambiente tiene un largo recorrido, en ese camino los retos que plantea el ecosocialismo a nivel estratégico son fundamentales para aportar perspectivas, análisis y propuestas programáticas a esas luchas de resistencia.

Se necesita diversificar la economía, para que el modelo actual basado en el turismo, que nos hace dependientes del exterior, destruye nuestro medioambiente y genera pobreza, exclusión y sobre explotación laboral no siga siendo el determinante en Canarias. Entre las posibles propuestas hay que sumar la necesidad de potenciar la agricultura de consumo local, sustituyendo paulatinamente la agricultura de exportación y la importación de alimentos traídos de miles de kilómetros, lo que reduciría la huella ecológica de ambas realidades y redundará en avanzar en la soberanía alimentaria.

Unido a ello, vincular la defensa del medio a la creación de riqueza, de empleo y calidad de vida y salud, la lucha por la emergencia climática, la defensa de los derechos sociales y de los servicios públicos podría abrir una oportunidad en ese camino. También haciendo que los espacios naturales, se mantengan y se extiendan, con la premisa de que la naturaleza es también riqueza, propiciar empleo en torno a su protección, recuperación y revalorización social. Toca tomar medidas como crear reservas marinas.

Canarias tiene un límite y se sobrepasó hace bastante tiempo. La economía canaria está al servicio total de las multinacionales capitalistas. Los distintos gobiernos de Canarias priorizan ese modelo, subvencionando con dinero publico la oferta turística de las islas e incluso promocionando a Canarias como una tierra de oportunidades para la inversión por su baja fiscalidad y bajos costos laborales, mientras están ausentes políticas sociales que favorezcan a la mayoría obrera y popular. La clase obrera debemos tomar en nuestras manos nuestro destino, el de la mayoría obrera y popular.

Frente a esta situación es necesario que nos organicemos para recuperar el poder adquisitivo de los salarios, mejorar las condiciones laborales, que se apueste de forma decidida por la diversificación económica, por la soberanía alimentaria y energética, desde las administraciones públicas y fomentando la economía social y el cooperativismo. Las empresas estratégicas de energía, toda el agua subterránea de las islas o la gestión de turística, deben estar en manos públicas, para generar empleo, cortar dependencia y riqueza social. En Canarias debemos poder decidir sobre todo lo que afecta a la población de las islas. Es necesario avanzar hacia la soberanía plena del pueblo canario y exigir el reconocimiento del derecho a la autodeterminación. Por la soberanía política y económica del pueblo canario sobre su territorio y plataforma oceánica, riqueza y todos los aspectos que le atañen.

En Anticapitalistas Canarias vemos necesario que se termine con una fiscalidad injusta donde los que tributan a las arcas públicas somos la mayoría obrera y popular. La Reserva de Inversiones para Canarias (RIC) y el Régimen Económico Fiscal constituyen uno de los principales problemas para el pueblo canario, y suponen en la práctica una auténtica evasión legal de impuestos. La RIC se ha manifestado como una herramienta inestimable para el enriquecimiento y promoción del capital especulativo, contribuyendo intensamente a construir una burbuja económica sostenida en el binomio turismo-construcción.

Junto a ello defendemos unos servicios públicos de calidad, universales, en beneficio del bienestar de la mayoría de la poblaciónDefendemos el acceso a las viviendas sociales, políticas que favorezcan el abaratamiento de los alquileres, a una mejor atención sanitaria, a tener mayores recursos para la dependencia.

También es necesario apostar por fórmulas de decrecimiento frente al actual modelo económico. Defendiendo para Canarias que no haya más ocupación del territorio: no más hoteles. En todo el mundo se levantan luchas populares contra el extractivismo, la expoliación de la naturaleza y de nuestros derechos. Debemos presentar nuestras propias soluciones para la justicia climática. Ni un hotel más ni un recurso colectivo menos. Ni un grado más ni una especie menos.

Hay que salir a defender la naturaleza, apostar por un cambio de modelo económico que tenga por objetivo el reparto de la riqueza que se genera en nuestra tierra, al mismo tiempo que mejore nuestras condiciones de vida, frene el colapso al que se aboca a nuestro territorio y ponga la economía al servicio de la mayoría socialEs fundamental que la clase trabajadora canaria sea parte central de estas movilizaciones convocadas en todas las islas este 20 de abril y las que se den a partir de ahora, del mismo tenor. Salvemos la economía del 99% y que el 1% pague.

Canarias, a 20 de abril de 2024

ANTICAPITALISTAS CANARIAS FR

 

MANCHETA MARZ 24