Buscar
miércoles, 07 de diciembre de 2022 17:59h.

ANC acusa al ayuntamiento de jugar con la inquietud de las familias de la guardería de Añaza

La formación nacionalista de izquierdas exige que tampoco se demore en Ofra y defiende a los profesionales de ambos centros, como a los menores que reciben formación y también alimentos

ANC acusa al ayuntamiento de jugar con la inquietud de las familias de la guardería de Añaza

La formación nacionalista de izquierdas exige que tampoco se demore en Ofra y defiende a los profesionales de ambos centros, como a los menores que reciben formación y también alimentos

Alternativa Nacionalista Canaria (ANC) asegura que la falta de decisión del equipo de gobierno municipal de Santa Cruz, está contribuyendo a incrementar la inquietud y la falta de información entre las familias del barrio de Añaza, que aún desconocen cuál será la decisión definitiva sobre las plazas de la guardería para el próximo curso.

La formación nacionalista de izquierdas explica que, salvo el anuncio municipal de que se comenzará en septiembre o a principios del próximo curso, tras finalizar la vigencia del contrato de explotación del servicio, “tanto las trabajadoras, como las familias conocen poco más de la situación de este centro”.

En este sentido, señalan que los afectados, que son los trabajadores del centro y más de medio centenar de familias de los menores que han solicitado una plaza, solo cuentan con el compromiso del consistorio de que “este problema se arreglaría cuanto antes”, dato insuficiente, según ANC, pues asegura que “se debería actuar con mayor celeridad, ya que a un mes y medio de la posible puesta en marcha de un nuevo curso, estos padres no están seguros de obtener una plaza”.

Así, desde ANC afirman que con las demoras en la adjudicación, debido a la convocatoria de un nuevo concurso, y con los retrasos en la prestación del servicio, “a quien realmente se está afectando es a las familias con menos recursos económicos del barrio”, pues afirman que, por una parte no se les facilita un espacio que contribuye a la conciliación de la vida familiar y a la búsqueda de empleo por parte de los padres, sino que, además, “están demorando la apertura un espacio en el que, muchos de estos niños están obteniendo la alimentación fundamental a lo largo del día, dada la escases de productos y recursos en sus domicilios”.

ANC exige un mayor grado de previsión a la hora de renovar la explotación de la guardería, para evitar de esta manera dejar a las familias sin una información clara sobre cuál será el futuro de este centro cada vez que hay que convocar un nuevo concurso para su adjudicación.

Además, este partido señala que la mejor fórmula para la gestión de este tiempo de empresas sería a través de su concesión a los propios trabajadores que, constituidos en una cooperativa, “darían las mejores soluciones, porque son los que mejor conocen el servicio y, de esta manera, se podría romper la tónica que siempre quiere defender CC y PP, que es la de poner este tipo de prestaciones en manos de empresas externas, que siempre sacan los beneficios fuera de nuestra tierra y nunca valoran igual las necesidades de los ciudadanos de Santa Cruz”.

La formación nacionalista de izquierdas exige idéntico grado de compromiso y de solución para los profesionales de la plantilla de la Guardería de Ofra, “donde están corriendo la misma suerte, ya que en ambos casos ni siquiera está garantizado que, una vez resuelto el concurso, la nueva concesionaria subrogue al personal, que a finales de mes deben cesar en su actividad”.

Mientras, los padres de los dos centros, unas 120 personas, están a la espera de que “en breve” se publique la lista definitiva con los beneficiarios del servicio del próximo curso, una incertidumbre que se une a la de los profesionales que no saben si continuarán con la formación y atención de estos niños.