Buscar
martes, 16 de abril de 2024 08:01h.

Contra la cultura de la guerra, la doble moral y la censura - Rosa María Artal / Olga Rodríguez / Fran Sevilla / Gerardo Tecé / Miguel Mora y varias firmas más

 

fr c
Antonio Aguado, coherente veterano militante socialista, y Chema Tante, recomiendan la lectura de este manifiesto y se solidarizan con su contenido

Contra la cultura de la guerra, la doble moral y la censura 

Rosa María Artal / Olga Rodríguez / Fran Sevilla / Gerardo Tecé / Miguel Mora y varias firmas más 

CTXT

Nuestras instituciones democráticas y nuestros medios no pueden normalizar la barbarie contra el pueblo palestino. Todos debemos trabajar por un alto el fuego inmediato

 

LA BOCA DEL LOGO CTXT
LA BOCA DEL LOGO CTXT

 

Como personas dedicadas al periodismo y la información, nos preocupa y afecta la normalización del recorte de derechos y libertades que muchos gobiernos y medios occidentales han emprendido, una vez más, justificando esos atropellos en nombre de una supuesta guerra contra el terrorismo. Más aún cuando esa supuesta guerra la protagoniza un Estado cuyas acciones contra ciudadanos inocentes son, sin duda, la peor forma de terrorismo. 

Asistimos a la limitación de manifestaciones que reivindican el derecho de la población palestina a no ser castigada colectivamente por los crímenes cometidos por Hamás, y a la estigmatización de los enfoques con cultura de paz y de derechos humanos. En distintos países, se persigue o silencia a los periodistas que tratan de saltarse la línea pro-israelí que imponen sus medios. Israel, que ya ha matado a una veintena de periodistas desde el 8 de octubre en Gaza, arbitra leyes contra medios e informadores, locales y extranjeros, que “dañan la moral nacional”. En Europa se prohíbe mostrar la bandera palestina en lugares públicos o estadios deportivos. En Alemania se ha suspendido la ceremonia de entrega de su premio a una novelista palestina. Todo ello, unido a la indecencia de presentar la guerra y la venganza como únicas vías de solución, mientras se impide a los periodistas occidentales entrar en la franja de Gaza. 

El 7 de octubre, Hamás secuestró a dos centenares de personas en Israel y mató a 1.400 más, en una operación terrorista inaceptable que implicó el asesinato de cientos de civiles. Israel, el país que presume de tener el mejor servicio de inteligencia del mundo, no supo anticipar ni frenar el ataque. Por supuesto, Hamás debería liberar a los rehenes. Pero nadie puede asegurar que, si lo hace, Israel vaya a detener su enloquecida ofensiva contra los palestinos de Gaza y Cisjordania, pues nadie parece querer exigirle que ponga fin a la decisión de bombardear a dos millones de “animales humanos”. Gaza ya no es la mayor cárcel a cielo abierto del mundo. Ahora es un inmenso campo de concentración, y un enorme cementerio donde yacen más de 5.000 cadáveres. 2.000 de ellos son de niños. 

Las ideas de extrema derecha han permeado de forma abrumadora la visión del mundo de las élites políticas y mediáticas europeas. Muchos líderes, como la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, están aplicando además sin rubor la hipocresía y la doble moral, al defender que Israel puede cometer impunemente los mismos o peores crímenes de guerra realizados por Rusia en Ucrania. Apelan a su derecho a defenderse, pero ese derecho parece no tener límites y nunca se ha aplicado a los palestinos. Europa obvia un contexto histórico de décadas de ocupación, opresión y apartheid, y apoya a un líder corrupto, Netanyahu, que nada tiene que envidiar a Putin en cuanto a ambiciones expansionistas y crímenes de guerra. 

Europa no puede ser cómplice del genocidio y la deshumanización de la población civil palestina. Nuestras instituciones democráticas y nuestros medios no pueden normalizar esa barbarie. Todos debemos trabajar por un alto el fuego inmediato. Cuando la censura y las limitaciones a la libertad de información surgen del propio periodismo, no sólo tienen un problema inmenso los miles de palestinos condenados a muerte, ahora también en lo mediático. Lo tenemos todos. 

 

Firmas

Nuria Alabao

Mónica Andrade

Emilia Arias

Rosa María Artal

Fabiola Barranco

Álex Blasco

Enric Bonet

Andreu Buenafuente

Olmo Calvo

Isabel Camacho

Paco Cano

Gorka Castillo

Nieves Concostrina

Diego Delgado

Diego Díaz

Sato Díaz

Aurora Fernández-Polanco

Sebastiaan Faber 

Steven Forti

Javier Gallego

Ricard González

Emiliano Gullo

Carlos Hernández de Miguel

Yayo Herrero

Vanesa Jiménez

Javier de Lucas

Alain-Paul Mallard

José Antonio Martín Pallín

Guillem Martínez

Adriana Mora

Miguel Mora

Pedro Olalla

Carmen de la Ossa

Ana Pardo de Vera

Pedripol

Emilio de la Peña

Xosé Manuel Pereiro

Virginia Pérez Alonso

Jesús Pozo

Esther Rebollo

Francesc Relea

Manuel Rico

Pilar del Río

Manuel Rivas

Isaac Rosa

Pilar Ruiz

Olga Rodríguez

Fran Sevilla

Ana Sharife

Elena de Sus

Gerardo Tecé

Joaquín Urías

Javier Valenzuela

Irene Zugasti

CTXT

* Gracias a CTXT y a la colaboración de Antonio Aguado

https://ctxt.es/es/20231001/Firmas/44442/manifiesto-gaza-europa-derechos-genocidio.htm#md=modulo-portada-bloque:4col-t2;mm=mobile-big

CTXT
CTXT

mancheta 34