Buscar
martes, 27 de septiembre de 2022 00:01h.

Escrito de la Acampada "Stop Cuna del Alma" a la Comunidad Universitaria

fr adj

 

ULL
ULL

Escrito de la Acampada "Stop Cuna del Alma" a la Comunidad Universitaria

Desde el pasado 22 de julio de 2022 un grupo de personas de esta isla de Tenerife iniciaron la acampada pacífica “Stop Cuna del Alma” en la finca de El Puertito de Adeje, en la que se pretende construir la macrourbanización turística Cuna del Alma. Se trata de una inversión de capital extranjero en la que se pretenden construir hoteles, apartamentos y villas de lujo, que suponen unas 2.500 plazas alojativas. Dicha macrourbanización se desarrollaría sobre una antigua finca agrícola de más de 440.000 metros cuadrados en uno de los últimos parajes naturales y agrícolas que quedan en la costa del municipio adejero. 

El objetivo de la acampada es paralizar las obras iniciadas y que este paraje natural sea restaurado y protegido. Y ello por dos motivos fundamentales:

1) la singular riqueza patrimonial y 2) la vulneración de la normativa actual y el destrozo ya ocasionado al patrimonio por parte de la promotora de Cuna del Alma.

En primer lugar, este espacio contiene una enorme riqueza patrimonial, tanto natural como antropogénica. Además de ubicarse frente a uno de los enclaves marinos de cetáceos más importantes del mundo, catalogado como Zona de Especial Conservación (“Franja Marina
Teno-Rasca”) a nivel comunitario, y de contener excelentes representaciones geomorfológicas de materiales de ignimbritas, coladas piroclásticas y traquibasaltos procedentes del Edificio Cañadas, nos encontramos ante una representación muy bien conservada del piso basal de cardonal-tabaibal que tiene asociado un cortejo florístico conformado por un alto número de especies endémicas. Algunas de estas especies están clasificadas como de protección especial en el Catálogo Canario de Especies Protegidas, como el tajinaste del tabaibal o viborina (Echium triste subsp. nivariense), un endemismo que sólo crece en el suroeste de Tenerife y La Gomera.

En segundo lugar, en dicha finca a urbanizar se ubican una gran cantidad de yacimientos, enclaves y restos precoloniales de gran valor. Algunos de ellos deben ser catalogados como Bien de Interés Cultural (BIC), como es el caso de varias estaciones de grabados rupestres.

Además, sumado al patrimonio arqueológico descrito, como consecuencia de uso del territorio desde la conquista castellana hasta la actualidad, este lugar presenta un rico patrimonio etnográfico, paisajístico y arquitectónico que explica el acontecer histórico de gran importancia para comprender nuestras raíces como pueblo. Dentro de este paraje encontramos restos de la sucesión de los diversos ciclos de cultivos de exportación, de la utilización del agua para riego (estanques, atarjeas de tobas pumíticas), cuarterías y cuevas de habitación (reutilizadas por las familias jornaleras que trabajaban para los dueños), un edificio patrimonial industrial como es uno de los pocos empaquetados de tomates y plátanos que quedan en pie en la isla, muros de piedra de los bancales para proteger los escasos suelos agrarios de cultivos, patrimonio y núcleo tradicional pesquero. Todo ello representa una muestra de la utilización de los recursos territoriales mantenido seguramente durante más de mil años.

2). Pero lo anterior no es todo, pues en la elaboración de toda la documentación que ha implicado la aprobación final de este Plan Parcial El Puertito de Adeje/Cuna del Alma se han cometido toda una serie de infracciones técnicas y de vulneración de la normativa que, de
haberse elaborado de manera correcta, hubiera supuesto que dicha licencia de urbanización nunca se hubiera aprobado.

Para empezar, debemos decir que en todo el trámite administrativo de la misma ya hubo diversos informes medioambientales y patrimoniales que fueron desfavorables. Los últimos que realizó la empresa promotora de Cuna del Alma como exigencia de las administraciones públicas para otorgar la licencia para urbanizar contenían ausencias notables como por ejemplo no estaban registrados los grabados guanches, o no contemplaban la presencia en el inventario botánico del tajinaste del tabaibal o viborina así como otras 7  especies protegidas más.  Por estas ausencias en los informes preceptivos que debe presentar la promotora, que tuvieron que ser indicadas por colectivos y personas de la sociedad civil tinerfeña, las obras comenzaron ocasionando daños irreversibles al patrimonio arqueológico y natural.

Finalmente, debemos decir que de manera global en esta isla y en este archipiélago no se puede seguir aplicando este modelo turístico a todas luces obsoleto de consumo de territorio y de recursos naturales por más tiempo. Los actuales estándares de conservación y desarrollo firmados por la autoridades estatales, regionales, insulares y municipales no son compatibles con este tipo de  macrourbanizaciones propias del pasado siglo, pero no del siglo XXI, yendo incluso contra el propio mantenimiento del sistema turístico insular actual. Pensemos que esta macrourbanización tendría una población de 2.500 habitantes, que es la población de municipios como el de Fasnia, El Tanque o Vilaflor, y que ya se ha mensurado que un turista consume 2,5 veces más recursos (agua, electricidad, generación de residuos, etc.) que cualquier habitante de las islas.

Es necesario, por tanto, que desde la Universidad de La Laguna salga un mensaje claro sobre esta macrourbanización en el sentido del desatino que supondría la construcción de la misma. No se puede estar enseñando a nuestros alumnos conceptos tales como desarrollo sostenible o que implementen allá donde estén los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), mientras se permiten este tipo de actuaciones urbano-turísticas que destruyen nuestro frágil medioambiente y nuestro rico patrimonio cultural, acaban con los escasos recursos naturales disponibles (suelos agrícolas y agua) y no se preocupan por nuestra sociedad que ya presenta la tasa de exclusión social más alta del Estado y donde uno de cada dos jóvenes se encuentra desempleado.

Esta solicitud de apoyo a la paralización de las obras de Cuna del Alma va dirigida tanto a nuestra rectora como a su grupo de gobierno, claustro universitario, comités de empresa, juntas de personal docente e investigador, personal de administración y servicios, consejo
social y órganos de representación estudiantil, pero también a las facultades tanto de ciencias naturales como de ciencias sociales, departamentos, grupos de investigación, ya que directa o indirectamente todos estos colectivos pueden apoyar la paralización de las obras de esta macrourbanización. 

Por todo ello, esperamos un pronunciamiento de la comunidad universitaria a esta solicitud de la sociedad civil representada en la Acampada “Stop Cuna del Alma”, compuesta por profesores, estudiantes, trabajadores, titulados universitarios, artistas, músicos y profesionales de todo tipo. 

En el Puertito de Adeje, 1 de septiembre de 2022

Acampada “Stop Cuna del Alma”

ACAMPADA EN ADEJE
ACAMPADA EN ADEJE

 

ADEJE 7

 

MANCHETA AGOSTO 22