Buscar
domingo, 14 de abril de 2024 21:08h.

Ganemos Telde emplea gran parte de su presupuesto para la campaña en dotar de rejas en las ventana a la asociación benéfica Ya Era Hora

Tras el brutal robo y saqueo que sufrió la Asociación Ya Era Hora hace más de un año por carecer de elementos de seguridad en sus ventanas, consiguieron rehacerse y volver a desempeñar su maravillosa labor, pero siempre con el miedo de que volviera a repetirse el ataque de los vándalos.

Ganemos Telde emplea gran parte de su presupuesto para la campaña en dotar de rejas en las ventana a la asociación benéfica Ya Era Hora 

Tras el brutal robo y saqueo que sufrió la Asociación Ya Era Hora hace más de un año por carecer de elementos de seguridad en sus ventanas, consiguieron rehacerse y volver a desempeñar su maravillosa labor, pero siempre con el miedo de que volviera a repetirse el ataque de los vándalos.

Ganemos Telde enterado de la situación hace unas semanas (junto a los demás partidos que corrieron a sacarse la foto en la reinaguración de la sede) se comprometió a solucionar el problema.

Para ello el partido ha decidido sacrificar la partida que tenía para poner un anuncio en radio y destinarlo a lo que creemos más importante, poner las rejas en las ventanas de la asociación benéfica Ya Era Hora. Los propios miembros del partido han comprado el material, cortado, soldado, pintado y colocado en las ventanas.

Un ejemplo que nos gustaría cundiera entre los demás partidos que tantos cientos de miles de euros gastan en cartelería y otros formatos publicitarios. Queremos que este gesto contagie a todos aquellos políticos que dicen quieren escuchar a la gente, esta es la publicidad que deben hacer, la de ayudar a los demás en vez de forrar la ciudad de carteles, con total sinceridad y humildad, por el bien de la gente.

 

 

Nota aclaratoria:

La Asociación Ya Era Hora realiza actividades (fiestas, excursiones, viajes, teatro, etc) con el fin de entretener y hacer olvidar a niños y jóvenes de oncología y diabéticos del hospital Materno infantil la dura situación que atraviesan ellos y sus familias.

Llevan años en el abandonado colegio Rafael Alberti, en Jinámar, acondicionando sus instalaciones para desarrollar su labor, sin apenas ayuda del Ayuntamiento de Telde, que incumple sus eternas promesas (una de ellas de poner esas rejas).

Hace más de un año sufrieron un robo y el destrozo de sus instalaciones por esa falta de seguridad. Sin embargo, lejos de abandonar, volvieron a reconstruir lo destruido y a reinaugurar su sede, para lo que invitaron a diversos partidos.

Muchos escucharon sus problemas y ninguno tomó cartas en el asunto a pesar tener mayores posibilidades que aquellos que han resuelto el problema, los ciudadanos que forman Ganemos Telde.