Buscar
sábado, 26 de noviembre de 2022 10:12h.

IU cuestiona los gastos institucionales derivados de la canonización del Padre Anchieta y cree que deberían ser destinados a políticas sociales

Izquierda Unida considera que el Padre Anchieta sentiría vergüenza ante la situación de indefensión en la que se encuentran muchas familias laguneras.

IU cuestiona los gastos institucionales derivados de la canonización del Padre Anchieta y cree que deberían ser destinados a políticas sociales

Izquierda Unida considera que el Padre Anchieta sentiría vergüenza ante la situación de indefensión en la que se encuentran muchas familias laguneras.

Izquierda Unida (IU) en La Laguna considera que las prioridades del municipio no deberían pasar por "hacer santos", como así parece creer el alcalde Clavijo, que no sólo aplaude la canonización, sino que gastará recursos económicos en el viaje a Roma y en promover una casa museo del misionero lagunero a cargo del erario municipal.

Esta organización laica, que cree en la separación efectiva entre Iglesia y Estado, lleva tiempo denunciando que el Consistorio antepone los privilegios de la Iglesia Católica sobre la conservación del resto del patrimonio cultural, histórico y natural que carece de carácter religioso. Por lo que consideran que en un estado aconfesional como el español, el Ayuntamiento de La Laguna hace gala de todo lo contrario, contribuyendo económicamente y participando en todo tipo de eventos religiosos, concretamente de la Iglesia Católica.

La formación de izquierdas califica de hipócrita que el alcalde pida esfuerzos presupuestarios para una casa-museo del religioso cuando otros museos laguneros que no pueden abrir al público por falta de personal, además de que la única biblioteca municipal cierra por las tardes en verano y carece de libros de lectura para adultos con discapacidad intelectual.

Izquierda Unida valora y respeta el patrimonio religioso de la ciudad, y a la comunidad de fieles del municipio. Sin embargo, creen que la expresión de esa fe debe quedarse en el ámbito de lo personal y en el de las organizaciones religiosas, y no fundirse con lo institucional, como tristemente han venido denunciando. Además IU cree que el dinero público y las preocupaciones del alcalde deberían dedicarse a otros asuntos de mayor urgencia.

La formación lagunera se pregunta, ¿qué haría el Padre Anchieta si viviera en La Laguna del 2014? Según esta formación, en primer lugar sentiría rabia por la penosa situación que atraviesa el polígono de viviendas que lleva su nombre. Se preguntaría cómo es posible que el Ayuntamiento no repare las viviendas afectadas por problemas estructurales y de humedad. También la vergüenza le revolvería las tripas al ver el escaso interés que la institución local muestra hacia el principal patrimonio con el que cuenta la ciudad: que no es otro que los y las laguneras, especialmente las que sufren penalidades en su día a día. Por último, según IU, el Padre Anchieta destinaría hasta el último céntimo de las esculturas, pasajes de avión en primera clase a Roma, y casas museo, a políticas sociales. No sin antes ir al pleno del Ayuntamiento para emular a Jesús de Nazaret cuando echó a los mercaderes del templo.