Buscar
domingo, 25 de septiembre de 2022 11:06h.

Las masivas visitas hacen resentir la salud del Teide INTERSINDICAL CANARIA SALUD

 

fra td int sld

Las masivas visitas hacen resentir la salud del Teide INTERSINDICAL CANARIA SALUD

La presencia de 5 millones de visitantes al año y 70 mil visitas a su cráter, dan una idea del deterioro que durante los últimos tiempos viene sufriendo el parque natural del Teide que abarca una extensión de 19.000 hectáreas de la isla de Tenerife

El Plan Rector de Uso y Gestión del Teide, una propuesta que ahora el Cabildo somete a debate, y que tiene el teórico objetivo de proteger el territorio y el ecosistema del parque, ha cosechado el inicio de un debate con dos posiciones enfrentadas e irreconciliables: los que ven en el Teide una fuente de explotación para satisfacer sus objetivos exclusivamente económicos o de egoísta actividad recreativa, y aquellos otros, entre los que se encuentra INTERSINDICAL CANARIA que opinan que, aparte de establecer un canon al visitante foráneo, resulta urgente ejecutar toda una serie de medidas que racionalice y ordene el acceso de personas y, además, limitando una serie de actividades incompatibles con la preservación de este espacio natural.

Entre las alegaciones presentadas al plan, y complementariamente a las ya propuestas en el documento del Plan Rector para mitigar la presencia masiva de personas en el paraje natural, consideramos de interés las presentadas por la Asociación de la Biodiversidad Canaria y la Asociación Tiñerfeña de Amigos de la Naturaleza

Con respecto a las pruebas deportivas en el interior del Parque, ambos colectivos conservacionistas opinan que se deben considerar claramente como incompatibles y no debe autorizarse ninguna prueba con más de 50 participantes.

En cuanto a las especies invasoras, ACBC y ATAN plantean que las tareas de control estén basadas en datos científicos, tuteladas por la administración gestora, y realizadas prioritariamente por personal especializado. Respecto al muflón, introducido en los años 70 con la única intención de promover la caza mayor, debe ser erradicado en la isla en un plazo no superior a 3 años. En cuanto al conejo, se debe realizar su control para reducir sus poblaciones.

Otra de las alegaciones, va dirigidas a prohibir la trashumancia de colmenas de abejas en el interior del Parque Nacional, ya que, como especie invasora, desplaza a los polinizadores naturales e inciden negativamente en los procesos reproductivos de las plantas de la alta montaña».

Para estas asociaciones conservacionistas, en la zona del Portillo Alto, debe promoverse la progresiva recuperación y naturalización de este espacio se evitará instalar infraestructuras relacionadas con el sistema de movilidad

INTERSINDICAL CANARIA FEDERACIÓN DE SALUD

MANCHETA JULIO 22