Buscar
martes, 16 de abril de 2024 13:10h.

PCC ante la corrupción

 

FR PC

PCC ante la corrupción

Tras el penúltimo caso de corrupción conocido, que torpedea bajo la línea de flotación al PSOE y, por simpatía y añadidura, al Gobierno de coalición, no cabe sino la más rotunda condena.

Somos conscientes de que estamos ante la punta del iceberg, que inevitablemente habrá nuevos casos, puesto que la corrupción es inherente a un modelo económico y social basado en la apropiación de las rentas del trabajo por el capital y en la rapiña y el desvío de los recursos públicos a los bolsillos de unos pocos.

En Canarias la corrupción en la obra pública, en su adjudicación y ejecución, ha sido una constante durante el franquismo y la democracia y los ejemplos son múltiples. Asimismo, la concesión de licencias urbanísticas en espacios no aptos para ello constituye una verdadera plaga altamente destructiva del territorio.

Los últimos casos conocidos, “Caso mediador”, “Caso mascarillas” o el “Caso Damco” que afectan directamente a la última administración autonómica o los casos que afectan a gobiernos insulares y municipales, “Caso Arona”, “Caso mamotreto, playa Teresitas” entre otros muchos, muestran que la corrupción no es puntual ni ocasional sino sistémica.

Desde el Partido Comunista de Canarias la denuncia de la corrupción no se limita exclusivamente a aquellas prácticas perseguidas por la legislación vigente, sino que la hacemos extensible a quienes ponen en vigor leyes y normas que favorecen a una minoría en detrimento de la mayoría social, mediante rebajas fiscales o subvenciones a fondo perdido o el desvío de recursos y servicios públicos hacía la empresa privada parasitaria, extrayendo rentas y recursos de la clase trabajadora para desviarlos a satisfacer intereses y demandas de la oligarquía financiera y empresarial.

 

PCC

 

mancheta pequeña