Buscar
sábado, 20 de abril de 2024 16:42h.

Sí a todo - ISLA NUESTRA BEN MAGEC

 

FR IN


Sí a todo

ISLA NUESTRA BEN MAGEC

Con frecuencia algunos puntos de vista se han reducido al absurdo como “el no a todo”. Lo que quienes usan este argumento tal vez no hayan pensado es que detrás de cada no hay un sí, y que cada sí supone un no.


Por ejemplo, cuando se dice sí a aumentar el presupuesto en promoción turística para impulsar el turismo intensivo, se está diciendo no a invertir ese mismo dinero en promover una economía sostenible y diversificada. Cuando se dice sí a regar la isla de infraestructuras, rotondas inútiles y trozos de carreteras sin ton ni son ni planeamiento alguno se está diciendo no a una ordenación territorial racional y a la optimización de recursos públicos. Cuando se dice sí a la compra pública de alimentos importados se está diciendo no a apoyar la agricultura local y sostenible, y por tanto, la seguridad alimentaria. Y así podríamos seguir.

Lo del “no a todo” es, entonces, una trampa. Igual que es una trampa el planteamiento del presidente del Cabildo cuando dice que en la isla o nos quedamos como estamos o apostamos por el turismo de resort y pulsera. Es una trampa porque, obviamente, hay mucha gente en La Palma que lo está pasando mal y piensa que la economía de la isla necesita cambios.

Lo que pasa es que esos cambios no tienen por qué venir de la mano del uso intensivo de recursos escasos, contaminación de playas, atascos, crisis climática y trabajos precarios que trae el turismo intensivo. La economía de la isla puede impulsarse siguiendo criterios de respeto a la
tierra, salud, seguridad, reparto de riqueza y calidad de vida para la gente. Con modelos distintos al desarrollado en otras islas en el pasado, que no han resuelto de ninguna manera los problemas de sus habitantes.

Sí a democratizar el agua.

Sí a regular la entrada de alimentos que hagan competencia desleal a
agricultores y agricultoras locales.

Sí a redistribuir las ayudas agrarias para que lleguen a quienes las
necesitan.

Sí a aplicar la Ley de Vivienda y limitar el precio de los alquileres
para que la gente pueda acceder a una casa.

Sí a reforzar la sanidad para que no haya personas encamadas en los
pasillos de los hospitales y el personal sanitario no se deje su salud
en cuidarnos. Sí a recuperar las enormes cantidades del dinero de todos
y todas destinado a la sanidad privada y devolverlo a la pública.

Sí a modernizar el sistema eléctrico con energías renovables
distribuidas, creando puestos de trabajo.

Sí a la Compra Pública Responsable y que las instituciones se
comprometan a que TODO comedor y acto público se surta de producto local sostenible, para asegurar un ingreso fijo a quienes producen y promover así la diversificación de cultivos.

Sí a demostrar con hechos el compromiso con la agricultura.

Sí a un Plan de Empleos Verdes que revitalice la economía palmera con
trabajos dignos y de futuro.

Sí a impulsar sectores realmente productivos y sostenibles en vez del
rentismo inmobiliario y el pelotazo urbanístico consumidor de suelo y
bienes comunes.

Sí a reforzar la oferta educativa con formación profesional enfocada a
la transición ecológica.

Sí a la prevención de incendios promoviendo la recuperación de suelo
agrícola y a crear un banco de tierras público accesible.

Sí a frenar la especulación del suelo rústico.

Sí a reformar el sistema de impuestos y a dejar de ser un paraíso fiscal
para el capital turístico extranjero. Sí a que nuestra riqueza se quede
en Canarias.

Sí a la implementación de tecnologías que mejoren la gestión del agua de
todos los palmeros y palmeras.

Sí a mejorar el acceso a la vivienda movilizando la que está abandonada
para que esa aclamada juventud pueda volver a casa.

Sí a reforzar el sistema público de cuidados a domicilio para que
personas mayores y dependientes puedan recibir atención de calidad y
quienes nos cuidan lo hagan en buenas condiciones.

Sí a enfrentar la crisis climática, que implica sí o sí dejar de
invertir en economía fósil, en este caso en turismo, y buscar
alternativas viables y seguras.

Las opciones para salir de la crisis están ahí, pero el sí a todo no es
posible. Toca elegir. Elijamos con fundamento, que el futuro nos espera.

 ISLA NUESTRA LA PALMA- BEN MAGEC ECOLOGISTAS EN ACCIÓN 

MANCHETA MARZ 24