Buscar
sábado, 13 de abril de 2024 03:40h.

ALTERMUNDISMO ONU: ¿ POR FIN HACIA UN NUEVO ORDEN FISCAL INTERNACIONAL?

Una decisión histórica de la ONU allana el camino para una revolución fiscal democrática ATTAC AUSTRIA

 

fr a
fr a

Relacionado:

 

Una decisión histórica de la ONU allana el camino para una revolución fiscal democrática

ATTAC AUSTRIA

Por primera vez, todos los estados pueden negociar un acuerdo fiscal global en igualdad de condiciones

Viena / Nueva York (OTS) – En Nueva York, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó por una gran mayoría una resolución histórica sobre la futura cooperación internacional en cuestiones fiscales . Prevé iniciar negociaciones sobre una convención marco de las Naciones Unidas en el ámbito fiscal. Esto significa que por primera vez todos los estados pueden negociar en igualdad de condiciones dentro de la ONU sobre la futura política fiscal internacional y un acuerdo fiscal global justo.

Hasta ahora, la política fiscal internacional se ha negociado en la OCDE, el club de países industrializados, aunque éste no es un foro de negociación global. Por lo tanto, muchas normas tributarias internacionales reflejan los intereses de las naciones industrializadas, y no los de los países emergentes y en desarrollo1 

Menos influencia para los grupos de presión financieramente fuertes / combatir por fin el abuso fiscal de forma eficaz

Para la red Attac, crítica para la globalización, la resolución es un momento histórico en la política fiscal internacional. “Estamos viviendo el comienzo de una revolución fiscal democrática. Porque, a diferencia de la OCDE, las negociaciones en la ONU son democráticas y transparentes. Esto fortalece la responsabilidad de los gobiernos ante la sociedad civil y debilita la influencia de los grupos de presión financieramente fuertes”, explica David Walch de Attac Austria.

“La resolución abre la oportunidad de un sistema tributario global justo en el que finalmente se combata eficazmente el abuso y el fraude fiscal en interés de todos los países”, explica Martina Neuwirth de VIDC.

Culminación de años de esfuerzo

La resolución de la ONU es la culminación de muchos años de esfuerzos de numerosos estados y la sociedad civil internacional para fortalecer a la ONU en materia fiscal. La decisión es bien recibida por la Alianza Global por la Justicia Fiscal , cientos de organizaciones internacionales y varios economistas destacados , como Joseph Stiglitz, Thomas Piketty y el director del Observatorio Fiscal de la UE, Gabriel Zucman. Numerosas ONG austriacas también escribieron la semana pasada una carta al gobierno exigiéndole que apoye la resolución.

Los países de la OCDE, la UE y Austria deben por fin participar de forma constructiva

Hasta hace poco, la fuerte resistencia al fortalecimiento de la ONU provino de los países de la OCDE, especialmente la UE y Gran Bretaña. Con una excepción, los países de la OCDE votaron unánimemente en contra de la resolución, incluidos los países de la UE y Austria. Sin embargo, la resolución fue adoptada por 125 votos contra 48 y 9 abstenciones.

“Para seguir configurando las normas fiscales globales en función de sus intereses dentro de la OCDE, los países industrializados llevan años intentando torpedear el proceso de la ONU”, critica Walch. “La UE y, por tanto, también Austria están llamados a participar finalmente de forma constructiva en la democratización de la política fiscal internacional. Esto se aplica aún más en tiempos de creciente fragmentación geopolítica”.

Se espera que el mandato de la Convención Marco de las Naciones Unidas se negocie durante el próximo año. El objetivo será determinar los temas de una próxima convención fiscal de la ONU: como la fiscalidad de las corporaciones multinacionales, la transparencia fiscal o la fiscalidad global de los activos extraterritoriales.

  • 1

    (1) La OCDE sólo está formada por 38 países miembros, principalmente naciones industriales. Ninguno de los tratados fiscales internacionales existentes ha sido aprobado a nivel mundial. Aunque la OCDE también hizo posible que países no miembros participaran en sus negociaciones fiscales, de ninguna manera eran socios iguales. Además, sólo podrían participar con la condición de que, en contra de sus propios intereses, apliquen los acuerdos de reforma anteriores de la OCDE en el ámbito de la fiscalidad corporativa. Al final, la mitad de los países africanos y dos tercios del grupo de países menos desarrollados no participaron en las negociaciones de la OCDE. La mejor prueba del predominio de los intereses de los países industrializados hasta la fecha es la actual reforma de la OCDE de la tributación corporativa global. Pone a los países más pobres en una enorme desventaja. Países como EE.UU., Irlanda y Suiza han convertido el impuesto mínimo global en un programa de recompensa para los pantanos fiscales .

* Gracias a ATTAC AUSTRIA y ATTAC ESPAÑA y a la colaboración de Francisco Morote, de Attac Canarias

https://attac.es/una-decision-historica-de-la-onu-allana-el-camino-para-una-revolucion-fiscal-democratica/

attac españa
mancheta oct 23 2