Buscar
miércoles, 22 de mayo de 2024 18:40h.

Decrecer desde los municipios: Girona rompe el tabú con un proyecto político pionero - por Andrés Actis

 

fr aa

Federico Aguilera Klink y Chema Tante señalamos esta información sobre un ejemplo a seguir, pero sabemos que en Canarias, de momento, nadie seguirá ese ejemplo. Porque para tomar estas medidas sensatas hace falta pensar con  la cabeza, en lugar de con  la cartera y la máquina de contar billetes. Por eso hay que movilizarse para poner en los gobiernos a gente que se preocupe de Canarias y de su gente

 

 

Decrecer desde los municipios: Girona rompe el tabú con un proyecto político pionero

Andrés Actis

CLIMÁTICA

Por primera vez, el decrecimiento saltará de la teoría a la práctica política: el Ayuntamiento de Girona se alía con varias instituciones investigadoras para estudiar la implementación de “políticas de poscrecimiento"

El decrecimiento –la corriente de pensamiento económico y social que cuestiona una de las premisas básicas del capitalismo global (el anclaje entre el crecimiento del PIB y el bienestar de los países) y que llama a una disminución controlada y progresiva de la escala material de la economía– ha dejado de ser de “nicho” a nivel discursivo. En los últimos años, en paralelo a la aceleración de la crisis climática, esta teoría ha ganado mucho terreno en el debate público e institucional.

En marzo, por ejemplo, con la presencia de la vicepresidenta tercera y ministra de Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera, más de 400 investigadores internacionales se reunieron en Barcelona durante tres días para profundizar en el debate y buscar estrategias de acción dentro de este modelo alternativo.

El año pasado, el Parlamento Europeo, gracias al empuje de 18 parlamentarios, discutió sobre el tema en una conferencia titulada Beyond Growth (Más allá del crecimiento), una jornada de debate impensada años atrás. Personalidades como el Papa Francisco o la reina Leticia se han hecho eco del término ayudando a romper el tabú que, hasta hace poco, lastraba la discusión. Sin embargo, la traducción política de esta agenda –medidas decrecentistas– no ha tenido muchos avances hasta el momento.

Ante este diagnóstico, el Ayuntamiento de Girona, con la alcaldía de Guanyem Girona, ha decidido dar un paso que, hasta ahora, ningún municipio de España había dado: un inédito convenio con la academia, con los investigadores que más conocimiento científico están produciendo en torno a cómo decrecer, para traducir la teoría en políticas públicas concretas

Así, este consistorio se convertirá en la primera administración pública española en explorar el decrecimiento. ¿Cómo? A través de un “laboratorio” del que participarán funcionarios municipales; investigadores de la Asociación Research and Degrowth International (máximo referente internacional en materia de decrecimiento), vinculada al ICTA-UAB; de la Universitat de Girona; y técnicos de la empresa sin ánimo de lucro Dark Matter Labs, organización internacional que trabaja en las grandes transiciones que se necesitan para responder al “colapso climático” al que se encamina el capitalismo global.

“Hay que romper el tabú y el miedo al decrecimiento. Esta iniciativa trasciende lo ideológico. Estamos hablando de algo biofísico, de las nuevas necesidades materiales y de recursos que, por una cuestión de escasez, van a tener las sociedades en los próximos años”, explica Sergi Cot, concejal de Acción Climática de Girona e impulsor del proyecto.

El convenio, agrega, es “beneficioso” para las dos partes. Para el Ayuntamiento, porque va a tener un asesoramiento permanente de sus políticas públicas; y para la academia, porque, por primera vez, va a poner un “pie institucional” para intentar aplicar todo su marco teórico.

“En la academia hay muchos avances en lo que respecta al decrecimiento, pero les cuesta pisar suelo institucional. Surge la necesidad de poner a disposición una ciudad como Girona para lanzar este laboratorio, a ver qué pasa, qué se puede hacer en los barrios, en política de urbanismo, de vivienda, en políticas culturales. Para ellos esto va a ser un pequeño banco de prueba, un pequeño laboratorio vivo: recoger datos, podes aplicar sus investigaciones en la política concreta. Y nosotros vamos a tener un laboratorio que nos va a estar revisando y proponiendo una hoja de ruta. Para nosotros es sembrar algo, pero sabemos que nos va a llevar tiempo ponerlo en práctica”, aclara el edil.

La referencia académica será Giorgos Kallis, economista ecológico, licenciado en Química, doctor en Política Ambiental y cara visible junto a Jason Hickel del equipo que trabaja en ICTA-UAB. El laboratorio trabajará sobre “políticas de poscrecimiento”, término que, en muchos espacios científicos, está reemplazando a la palabra “decrecimiento”, la cual ha sido tergiversada, descalificada y manipulada por un sector de la política. “La verdad es que se percibe mejor, crispa muchísimo menos que la palabra decrecimiento”, admite Cot.

El convenio tiene una dotación pública de 10.000 euros al año. El objetivo más ambicioso es que este laboratorio pueda en los próximos años replicarse en otras ciudades medias de Cataluña y de España. “Que esta experiencia trascienda Girona”, aspira el concejal. La idea es poder “montar una red de municipios poscrecentistas” tras esta primera experiencia. “Empezar con municipios que gobierna la CUP, pueblos de siete u ocho mil habitantes, y también municipios que gobierna ERC. Anhelamos formar esta red en 2025”, subraya.

La UAB pondrá también su Máster en Ecología Política, Decrecimiento y Justicia Ambiental a disposición del Ayuntamiento. Un grupo de alumnado (30 plazas en total) se dedicará a pensar y a definir “cómo luchar contra los límites planetarios desde una ciudad”, es decir, en qué campos y áreas de gobierno es necesario empezar a reducir las inversiones con una lógica ambiental. “Queremos que cale la idea de que una política decrecentistas puede mejorar la calidad de vida de la gente”, explica Cot.

Si el laboratorio logra, por ejemplo, “redefinir una partida presupuestaria”, ya habrá valido la pena, señala el concejal: “Nos vamos a encontrar que muchas inversiones firmadas hoy no van a tener sentido dentro de diez años. Tenemos que anticiparnos. Este laboratorio nos va a ayudar en esa tarea”. 

Mike Duff (Dark Matter Lab), Sergi Cot (concejal de Acción Climática de Girona e impulsor del proyecto), Marta Conde (actual copresidenta de Research and Degrowth) y Alexandra Popartan (LEQUIA-Universidad de Girona).

Financiación europea

El Consejo Europeo de Investigación (más conocido como ERC o European Research Council) dotó a fines de 2022 con 10 millones de euros (beca Synergy) al equipo de ICTA-UAB para que estudie cómo desterrar la economía del crecimiento y garantizar el bienestar social y la sostenibilidad planetaria.

Durante los próximos cuatro años, Kallis, Hickel y la profesora Julia Steinberger (Instituto de Geografía y Sostenibilidad de UNIL) trabajarán en un proyecto titulado A Post-Growth Deal (Un acuerdo posterior al crecimiento. “El proyecto desarrollará nuevo conocimiento científico para que las vías de poscrecimiento puedan ser descritas completamente y aplicadas con éxito”, explicó el ICTA-UAB en un comunicado de prensa al confirmarse esta financiación. 

El concepto “acuerdo poscrecimiento” será uno de los ejes de la investigación. El término hace referencia a la necesidad de “un nuevo pacto político e institucional entre el gobierno y los ciudadanos”, equivalente al del New Deal o al Estado de bienestar, pero orientado ahora “a la seguridad del bienestar en una era de estancamiento económico prolongado y de colapso climático”. La realización de ese pacto requiere “datos y nuevos modelos” que el proyecto pretende desarrollar. “Es totalmente revolucionario“, reconocen sus autores.

“Básicamente, la idea es tratar de llevar a la práctica las ideas abstractas del decrecimiento y pensar más concretamente en los metabolismos (flujos de energía y materiales), las políticas, la economía y la política que pueden hacer que el decrecimiento sea real“, sintetiza Kallis sobre esta financiación.

 

* Gracias a Andrés Actis y CLIMÁTICA y a la colaboración de Federico Aguilera Klink

https://climatica.coop/girona-proyecto-decrecer-decrecimiento/

 

ANDRÉS ACTIS
ANDRÉS ACTIS
CLIMÁTICA En La casa de mi tía con licencia CREATIVE COMMONS
 En La casa de mi tía con licencia CREATIVE COMMONS
mancheta mayo 24