Buscar
martes, 16 de abril de 2024 08:01h.

La puerta de las lágrimas del Mar Rojo... Como siempre, los eurovasallos del Tío Sam pagan el precio - por Finian Cunningham

 

fr f c

La puerta de las lágrimas del Mar Rojo... Como siempre, los eurovasallos del Tío Sam pagan el precio

Finian Cunningham 

STRATEGIC CULTURE

Los principales estados europeos finalmente están haciendo algunos ruidos pidiendo un alto el fuego al genocidio de Israel en Gaza. ¿Por qué han tardado tanto?

Sigue siendo patéticamente insuficiente y está muy lejos de ser una exigencia enérgica a Israel para que detenga su matanza desenfrenada de palestinos (20.000 de los cuales han muerto en más de 70 días de bombardeos implacables).

Pero ahora Gran Bretaña, Francia y Alemania piden un alto el fuego. Especie de. Los ministros de Asuntos Exteriores británico y alemán, David Cameron y Annalena Baerbock, escribieron un artículo conjunto en el Sunday Times de Gran Bretaña en el que decían que es necesario un “alto el fuego sostenible”, pero –extrañamente, añadieron– no en este momento.

Su homóloga francesa, Catherine Colonna, fue un poco más directa. En una visita a Tel Aviv el domingo, reunió la convicción necesaria para pedir una tregua inmediata.

La posición ligeramente más fuerte de Francia fue presagiada por el asesinato de un miembro de su personal diplomático en Gaza unos días antes.

Aún así, a pesar de la indignación por el asesinato, las palabras del ministro francés fueron dichas en voz baja y expresadas con complacencia del llamado derecho de Israel a la autodefensa. Quizás si el funcionario diplomático que murió fuera un ciudadano francés en lugar de un palestino que trabajaba para Francia, entonces París habría sido más condenatorio en su respuesta.

Por patética que sea la respuesta europea con respecto a exigir a Israel que obedezca el derecho internacional y deje de masacrar a civiles, la divergencia con la posición de Estados Unidos es notable. Washington también está dando señales de presión por la protesta internacional por el genocidio de Israel con súplicas de “moderación”. Sin embargo, la administración del presidente estadounidense Joe Biden continúa repudiando todos los llamados a un alto el fuego y continúa armando sin reservas la máquina asesina de Israel.

¿Qué está pasando con el cálculo europeo? Al fin y al cabo, hasta la semana pasada los europeos no pedían un alto el fuego. Gran Bretaña y Alemania se abstuvieron en una votación en la Asamblea General de las Naciones Unidas exigiendo un alto el fuego. Estados Unidos votó No junto con Israel, mientras que 153 naciones votaron Sí.

El repentino cambio de los europeos probablemente se debe a sus preocupaciones sobre el dolor económico.

El cierre de la ruta marítima del Mar Rojo por parte de los yemeníes en solidaridad con los palestinos está empezando a aumentar graves costos económicos para el comercio mundial. Los yemeníes han advertido que se impedirá el paso a cualquier barco identificado como de propiedad israelí o con destino a Israel. Pero el riesgo está disuadiendo todos los envíos.

Yemen se extiende a ambos lados de Bab el-Mandeb, el canal de 32 kilómetros de ancho en el extremo sur del Mar Rojo que de hecho conecta Europa con Asia. Todos los barcos que pasan de Asia a Europa utilizan esta ruta de camino al Canal de Suez en Egipto y de allí al Mar Mediterráneo y al continente europeo.

Bab el-Mandeb (“la Puerta de las Lágrimas”), con un nombre acertado, es un cuello de botella clásico. Controla aproximadamente el 12 por ciento del comercio marítimo mundial. Y los yemeníes han cerrado las puertas de golpe.

Como resultado de los ataques militares yemeníes contra varios barcos israelíes, durante la semana pasada, cuatro importantes compañías de carga mundiales suspendieron el uso de sus buques en la ruta del Mar Rojo.

Las cuatro compañías navieras tienen su sede en Europa. Entre ellos se incluyen la Mediterranean Shipping Company, registrada en Suiza, la más grande del mundo, así como Maersk de Dinamarca, Hapag-Lloyd de Alemania y la francesa CMA CGM.

Un quinto gigante mundial que suspende sus buques que navegan por el Mar Rojo es Evergreen, con sede en Taiwán.

La importante empresa británica de petróleo y gas, BP, también anunció el lunes que ha ordenado a sus petroleros que eviten transitar por la misma ruta.

Todas las empresas citan el deterioro de las condiciones de seguridad para su decisión de detener las operaciones marítimas.

Con el Bab el-Mandeb cerrado, los buques de carga tienen que circunnavegar el continente africano por el Cabo de Buena Esperanza, en el extremo sur. Esta ruta alternativa implica 6.000 kilómetros adicionales a las rutas marítimas, lo que significa considerablemente más costos de transporte debido al aumento del consumo de combustible, las escalas en los puertos y la logística de suministro. Los costos adicionales se concatenarán para aumentar la inflación al consumidor y tensionar las ya frágiles economías de Europa.

El comercio asiático-europeo es el más afectado por el cierre del Mar Rojo. China es el mayor socio comercial de la Unión Europea. Estados Unidos también depende enormemente de China para sus importaciones, pero a diferencia de las economías europeas, Estados Unidos recibe su comercio asiático a través del transporte marítimo a través del Océano Pacífico.

Los yemeníes han declarado que sus acciones continuarán en apoyo de los “hermanos palestinos” hasta que el régimen israelí ponga fin a su genocidio.

Puede que Yemen sea el más pobre entre las naciones árabes, pero está jugando una carta as. Está presionando el cuello de botella en el Mar Rojo, lo que amenaza con graves daños a las economías israelí y europea.

Esto explicaría por qué los principales estados europeos están de repente encontrando una voz para pedir un alto el fuego en Gaza. Los europeos están descubriendo que sus economías corren un grave riesgo por la interrupción del transporte marítimo como resultado del cierre por parte de los yemeníes del Mar Rojo. Puede que Gran Bretaña ya no sea parte de la UE, pero todavía depende en gran medida del comercio asiático-europeo.

Una vez más, los europeos se están dando cuenta de que están pagando un alto precio por ser vasallos de Estados Unidos y no tener una política exterior independiente.

La guerra por poderes encabezada por Estados Unidos en Ucrania contra Rusia ha repuntado con muchos más daños en Europa que en Estados Unidos. Los europeos han seguido servilmente la agresión de Washington contra Rusia implementando una serie de sanciones económicas y cortando el comercio energético vital. La economía alemana, en particular, ha sido devastada por la pérdida del gas natural ruso como combustible para sus industrias.

Del mismo modo, los europeos han seguido dócilmente la política estadounidense al complacer a Israel y dar a Tel Aviv cobertura política y diplomática por su genocidio en Gaza. Y como en la debacle Ucrania-Rusia, los europeos ahora corren el riesgo de sufrir repercusiones económicas más graves a medida que los yemeníes inflijan el dolor del aumento de los costos de envío.

Como se dice que bromeó el viejo criminal de guerra Henry Kissinger: ser enemigo de Estados Unidos es peligroso, pero ser aliado es fatal.

* Gracias a  Finian Cunningham y STRATEGIC CULTURE

https://strategic-culture.su/news/2023/12/19/red-sea-gateway-of-tears-as-usual-uncle-sam-euro-vassals-pay-price/

FINIAN CUNNINGHAM
FINIAN CUNNINGHAM
STRATEGIC CULTURE La casa de mi tía republica por el alto interés del contenido, bajo las Normas de Uso Justo de la UE
 La casa de mi tía republica por el alto interés del contenido, bajo las Normas de Uso Justo de la UE

 

mancheta oct 23 2