Buscar
jueves, 02 de febrero de 2023 11:53h.

Tercer carril, variantes... follón en la autopista en Tenerife - por Chema Tante

Todos los días, la misma historia. Las entradas a las ciudades en Canarias, embotelladas, en la mañana y emotelladas en la tarde. Y, el punto más grave, la entrada a Santa Cruz de Tenerife. El Cabildo, del tecnócrata Alonos, quiere un tercer carril. El gobierno del geniflexo Clavijo, una variante por no sé dónde. Todo lo quieren remediar con la peor de las soluciones: obras, cemento y asfalto. Ese no es el camino. Claro que el camino verdadero ¡ay! choca con ciertos intereses.

Tercer carril, variantes... follones en las autopistas - por Chema Tante

Todos los días, la misma historia. Las entradas a las ciudades en Canarias, embotelladas, en la mañana y emotelladas en la tarde. Y, el punto más grave, la entrada a Santa Cruz de Tenerife. El Cabildo, del tecnócrata Alonos, quiere un tercer carril. El gobierno del geniflexo Clavijo, una variante por no sé dónde. Todo lo quieren remediar con la peor de las soluciones: obras, cemento y asfalto. Ese no es el camino. Claro que el camino verdadero ¡ay! choca con ciertos intereses.

La única manera de solucionar el colapso diario viario (qué bonito queda), es sacar a los coches particulares de la vida social canaria. Mientras cada canario y cada canaria que tenga la posibilidad, así sea recortando de otros capítulos de poseer un coche y pagar el combustible, se emperrete en ir a su trabajo motorizado, e individualmente, encima, los coches seguirán amontonándose dos veces al día en las carreteras. Y eso no es logico. Eso es perjudicial para el medio ambiente, para la economía y para la salud. Claro, y ese es el problema, que es muy beneficioso para los intereses pecuniarios de quienes comercializan vehículos y de quienes construyen. Y de paso, para los bolsillos de quienes tanto bregaron para encaramarse al poder.

La única solución para los atascos carreteriles, es el transporte público. Y advierto que no estoy hablando de transporte guiado. Ni siquiera de aumento exagerado de los parques insulares de guaguas y taxis. Si se restringiera el tráfico de coches particulares, el dashogo viario haría posible que las guaguas y taxis circularan con la rapìdez que mantendría la cadencia del servicio. Incluso, como a las y los profesionales del taxi invertirían muchísimo menos en tiempo y combustible en cada carrera, y podrían reducir las tarifas. Incluso se podría introducir la fórmula del "por puesto". Que los taxis fueran ocupados por varias personas, con el mismo destino.

¿Ven? no hace falta más obras. Ni de carreteras, ni de trenes ni tranvías. Quizá, como mucho, una limitada inversión el un poco más de guagyas. Y se acabó el problema.

Claro que esto solamente lo pueden hacer gobiernos que no tengan que atender las llamadas de las personas empresarias que clamen por el riesgo de sus beneficios. Me estoy refiriendo, por supuesto, a gobiernos de progreso. No a esta insalla que estamos sufriendo ahora.

http://eldia.es/tenerife/2015-09-29/2-Obras-Publicas-rechaza-tercer-carril-solucion-TF.htm